Acapulco está al borde del colapso financiero, alerta el síndico administrativo Javier Solorio

Exige a la alcaldesa Adela Román que se corrijan cuanto antes los graves problemas financiero-administrativos que tiene el gobierno municipal.

Acapulco Gro; a 20 de enero del 2021.- El sindico administrativo en el Ayuntamiento de Acapulco, Javier Solorio Almazán, dejó en claro que, la prioridad para la próxima administración municipal deberá ser la corrección de los graves problemas financiero-administrativos que enfrenta el municipio.

Durante su acostumbrada conferencia de prensa semanal, el edil reveló que, durante los dos primeros meses del 2019, la comuna acapulqueña que encabeza Adela Román Ocampo recaudó a través del impuesto predial alrededor de 360 millones de pesos, utilizando un sistema administrativo que presuntamente se prestaba para cometer actos de corrupción.

Por ello y sin tomar en cuenta la aprobación del cabildo, la alcaldesa autorizó la compra de un nuevo sistema que serviría para aumentar la recaudación predial y estaría blindado contra cualquier acto deshonesto, y cuyo precio final fue de casi 20 millones de pesos.

Sin embargo, al revisar las cuentas y a pesar de ya utilizar el nuevo sistema tributario, se detectó que entre enero y febrero del 2020 se recaudó la cantidad de 304 millones de pesos, lo que representó 56 millones de pesos menos que en 2019, aun y cuando todavía no había afectaciones por la pandemia del Covid-19.

Debido a esta irregularidad, el sindico administrativo Javier Solorio Almazán, reiteró su petición para que se palique una auditoria exhaustiva a esa dependencia municipal (Catastro), porque insistió en que sigue siendo “la caja mediana de las administraciones que se ocupa para financiar campañas y crear nuevos ricos”.

Aunado a esta denuncia, el edil morenista reveló que otro grave problema financiero que enfrentará la siguiente administración será el pago de más de 300 laudos que ya se encuentran en “sentencia ejecutoria”, más otras mil demandas que están en curso contra del Ayuntamiento, por parte de extrabajadores y exfuncionarios que presuntamente fueron despedidos injustamente.

Asimismo, Solorio Almazán señaló que insistirá en que la actual administración que encabeza la también morenista Adela Román reestructure la deuda institucional que tiene el Ayuntamiento, pues recordó que la mala negociación que realizó el gobierno del hoy aspirante a la gubernatura de Guerrero, Luis Walton Aburto, condenó a este municipio a pagar más de mil millones de pesos tan solo por concepto de intereses, por una deuda de apenas 450 millones de pesos.

Finalmente, el sindico reveló que el gobierno de Adela Román recibió más de 233 millones de pesos adicionales a sus participaciones por parte del gobierno federal, sin que dichos recursos se sepan en donde o en que fueron invertidos.