Mala alimentación y cambios hormonales generan migraña: IMSS Guerrero

/ 434

*Es un padecimiento neurológico que debe ser atendido, de persistir, por un médico familiar o especialista

Acapulco, Gro. 26 de Diciembre del 2016. – Actualmente considerado un padecimiento frecuente y recurrente en mujeres jóvenes adultas, la migraña provoca síntomas como dolor intenso en una región de la cabeza y por detrás de los ojos, con una duración de cuatro a 72 horas e hipersensibilidad a la luz, indicó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

Algunos factores que detonan este tipo de cefalea son la ingesta de embutidos, chocolate y algunos perfumes, luz intensa de día, desvelos, cambios hormonales y estrés emocional o laboral, por que llevar una vida saludable es fundamental, consideró el Instituto.

El médico del IMSS Israel Emmanuel Ocampo Arzate explicó que esta enfermedad neurológica genera también náuseas y vómitos. El dolor puede estar precedido de manifestaciones neurológicas variadas, que se llaman aura, y consisten en trastornos visuales o sensación de hormigueo en labios, lengua y la mitad de la cara. Puede presentarse visión borrosa o descargas tipo “flashes” o destellos luminosos que afectan al ojo.

“Se desencadenan factores como pueden ser el estrés, consumo de ciertos alimentos, grasas, quesos, alimentos embutidos, vinos, cafés, chocolates; la población más afectada es de los adultos jóvenes, el género más afectado y de mayor prevalencia es el femenino, la duración es de cuatro a 72 horas y se requiere de cinco episodios, cinco ataques de migraña”.

En general no es curable, mencionó el médico Ocampo Arzate, pero sí es controlable, y hay personas en las que desaparece totalmente, mientras que en otras vuelve a presentarse. El estrés y el ayuno prolongado son factores que pueden contribuir a la aparición de estas crisis de migraña.

Aunque no se conocen las causas exactas que la provocan, se asocia al factor hereditario y ambiental como el estrés. El especialista del IMSS recomienda evitar ciertos estimulantes como bebidas preparadas con alcohol, café y chocolates.

Una buena terapia de relajación es hacer ejercicio, ya sea de forma individual o grupal, por lo menos media horas tres veces por semana, en caso contrario de continuar con las molestias, acudir con el médico familiar o especialista, evitando siempre la automedicación, comentó Ocampo Arzate.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *