Llama IMSS Guerrero a tomar medidas preventivas para evitar enfermedades a causa del calor

/ 182

*Evitar la exposición al sol por periodos prolongados, específicamente de 11:00 a las 15:00 horas

Acapulco, Gro. 22 de Mayo del 2017. – Con el aumento de la temperatura en el estado, las enfermedades diarreicas se hacen presentes y la complicación más frecuente es la deshidratación, que nos puede ocasionar también la muerte.

Ante esta situación, la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), reitera a la población en general la importancia de adoptar medidas adecuadas para prevenir padecimientos originados por el aumento de la temperatura.

El médico epidemiólogo, Humberto Reyna Echaniz explicó que las medidas preventivas generales son: Consumir agua hervida, desinfectada embotellada, (mínimo ocho vasos); lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, antes de comer, servir y preparar los alimentos, y después de ir al baño, o de cambiar el pañal a un bebé.

Evitar la exposición al sol por periodos prolongados, específicamente de 11:00 a las 15:00 horas, que es cuando la temperatura alcanza sus niveles más altos; mantener ventilados los sitios de trabajo y hogar, así como ventilar el automóvil antes de subirse, ya que en esta temporada es normal la acumulación del calor, agregó.

“Es necesario utilizar ropa ligera y de colores claros; al salir a la calle es recomendable utilizar gorra o sombrero, lentes de sol, sombrilla y protector solar; lavar y desinfectar verduras y frutas”.

Se deben mantener los alimentos crudos en refrigeración hasta que se vayan a preparar, evitando siempre el consumo en la calle, debido a que el polvo los contamina y el calor los descompone rápidamente.

El especialista del IMSS indicó que otras medidas higiénicas para el manejo, preparación y consumo de alimentos son: desinfectar con cloro todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos; utilizar equipo y utensilios diferentes para manipular carne, pollo, pescado y otros alimentos crudos; separar los alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas, conservarlos en refrigeración.

Hervir los alimentos que estaban en refrigeración, antes de consumirlos (por lo menos durante cinco minutos); lavar y desinfectar verduras y frutas antes de cocinarlas y consumirlas.

Reyna Echaniz destacó que, al primer síntoma de diarrea, es necesario el consumo de “Sida Suero Oral” y acudir de forma inmediata a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de su adscripción, para recibir atención médica oportuna, evitando la automedicación.

El médico epidemiólogo del IMSS subrayó que la población más vulnerable tanto para la deshidratación como para las diarreas son niños menores de cinco años de edad y adultos mayores, mujeres embarazas y personas con padecimientos cono diabetes, hipertensión, obesidad y enfermedades cardiacas, por ello se reitera la importancia de no auto medicarse y acudir inmediatamente con su médico familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *