Informa IMSS Guerrero sobre características del Melanoma para recibir atención adecuada

/ 525

*Aplicarse protección solar cuando menos media hora antes de la exposición solar con los filtros adecuados

Acapulco, Gro. 23 de Mayo del 2017. – La piel, nuestro órgano más extenso, necesita un cuidado constante, al igual que cualquier otro, por lo que requiere hábitos sencillos para mantenerlo saludable, indicó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero con motivo del Día Mundial del Melanoma.

El melanoma es el tipo más serio de cáncer de piel y con frecuencia el primer signo de un melanoma es un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar, siendo la mayoría de color negra o negra azulada, explicó el Instituto en la conmemoración este 23 de mayo.

El médico internista, Jesús Roberto Valdez, indicó que los buenos hábitos se pueden aplicar sencillamente a nuestra vida cotidiana como son: evitar la exposición al sol en horas de máxima radiación (de 12 a 16 horas); utilizar sombrillas, sombreros y ropa que cubran a nuestra piel del sol.

Aplicarse protección solar cuando menos media hora antes de la exposición solar con los filtros adecuados; usar gafas de sol que absorban el 100 por ciento de los rayos ultravioleta; no recurrir al uso de cabinas de rayos UVA, sobre todo antes de los 30 años, además de visitar a un especialista, en este caso dermatólogo, para la revisión oportuna de lunares que puedan resultar sospechosos.

El médico detalló que es conveniente saber distinguir un lunar de un melanoma, siendo las características las siguientes: los lunares son redondos y simétricos. En los melanomas cada mitad es diferente. Los bordes en los lunares son regulares, mientras que la mayoría de melanomas iniciales tienen bordes irregulares.

Por igual la coloración, ya que en los lunares son de color marrón claro u oscuro, pero homogéneo, y en los melanomas iniciales tienen dos o más tonos: marrón, rojizo, negruzco. El tamaño de los lunares es un diámetro inferior a 6 mm; en los melanomas tienen en general un diámetro mayor de 6 mm, aunque pueden ser de menor tamaño.

Destacó que un melanoma en evolución genera cambios de tamaño, forma, color, superficie y textura u otro rasgo: sangrado, inflamación, enrojecimiento, endurecimiento e, incluso, picor.

Reiteró el exhorto para que, en caso de sospecha por la aparición de una mancha con las características del melanoma, se acuda únicamente con el especialista, evitando la aplicación de pomadas, ungüentos o poniéndose cualquier otro tipo de medicamento.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *