IMSS Guerrero exhorta evitar uso de leña o carbón al interior de los hogares durante el periodo invernal

/ 156

*El uso que desprenden liberan monóxido de carbono, que, de acuerdo a especialistas, reduce la habilidad de la sangre de transportar el oxígeno

Acapulco, Gro. 11 de Diciembre del 2016. – Durante periodo invernal es común que la población utilice leña o carbón para intentar disminuir el frío o cocinar, sin embargo, demás de ocasionar contaminación, se generan daños a la salud por los tóxicos que se desprenden con la deflagración, indicó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Guerrero.

Inhalar los tóxicos que emite la leña al quemarse en las fogatas es altamente peligroso, afectando de una mayor forma a los extremos de la vida, niños y adultos mayores, indicó el Seguro Social.

De acuerdo al supervisor de la Vigilancia Epidemiológica, Lino Nuñez Márquez, mencionó que en muchos hogares de pequeñas localidades de las regiones “frías” del estado, como La Montaña y Centro, es común que las familias enciendan fogatas, sin saber los efectos nocivos que a corto y largo plazo se pueden generar.

Una de esas toxinas es el monóxido de carbono, que, de acuerdo a especialistas, reduce la habilidad de la sangre de transportar el oxígeno, siendo altamente tóxico para cualquier organismo y en concentraciones masivas de humo puede llegar a ser fatal para quien lo inhala.

Detalló que los síntomas que se desarrollan cuando las toxinas ya están dentro del hogar son: dificultad para respirar, expectoración inusual, tos crónica e inflamación bronquial, mismas que deben ser atendidas por un médico familiar o de requerirse por un especialista.

El médico epidemiólogo indicó que la recomendación es utilizar ropa adecuada para esta temporada, previniendo los padecimientos respiratorios más comunes, así como acudir a las Unidades de Medicina Familiar (UMF) para aplicarse la vacuna de la influenza.

Reiteró que, por las noches, es recomendable usar ropa abrigadora y si ésta se humedece cambiarla por ropa seca, y para dormir usar cobertores, colchas o sarapes calientes.

No es recomendable dejar fuentes de calor encendidas por las noches porque puede provocar incendios o emisión de gases contaminantes que resultan en daños permanentes al organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *