Hipertensión arterial, primer motivo de consulta en medicina familiar del IMSS Guerrero

/ 323

*Fundamental, que el paciente realice controles periódicos y combine el tratamiento médico con una dieta saludable y ejercicio físico

*Padecimiento que se registra mucho más en mujeres, que en hombres

Acapulco, Gro. 17 de Mayo del 2017. – Ubicado como el primer motivo de consulta en la Delegación IMSS en Guerrero, la hipertensión arterial es el aumento de la presión de forma crónica, y en un inicio no refleja síntomas, pero de no tratarse puede desencadenar complicaciones severas como un infarto al miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral.

Considerado como el “enemigo silencioso” por carecer de síntomas primarios, la hipertensión arterial genera endurecimiento de arterias, lo que va dificultando el paso de la sangre a través de ellas; esto se conoce como arterosclerosis.

Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, que se conmemora este 17 de mayo, la Delegación informó que la enfermedad se ha presentado con más casos en el grupo femenino.

El coordinador de Prevención y Atención a la Salud, Jesús Roberto Valdez detalló que el corazón de una persona late, bombea sangre hacia sus arterias y crea presión en ellas, dicha presión es la que consigue que la sangre circule por todo el cuerpo.

Si no controla su tensión arterial, ésta puede afectar al funcionamiento de su corazón, cerebro y riñones, y recordó que la hipertensión es un factor de riesgo cardiovascular y aumenta el peligro de derrame cerebral.

Aclaró que hasta ahora no hay una causa específica de la hipertensión, pero sí se conocen algunos factores de riesgo como la obesidad, consumo elevado de sal, alcohol, tabaco, falta de ejercicio y estrés.

Además de que si la personas posee antecedentes familiares de hipertensión debe aumentar la vigilancia sobre su tensión y para ello tiene que acudir a su unidad médica de adscripción.

Destacó como fundamental que el paciente realice controles periódicos y combine el tratamiento prescrito por su médico familiar con una dieta más saludable y ejercicio físico.

Mencionó que todo adulto de más de 40 años debe vigilar periódicamente su tensión arterial. Más aún, si sus padres o abuelos han sido hipertensos.

Indicó que muchos hipertensos han normalizado su tensión arterial al lograr su peso ideal, por lo que es necesario que quien tenga obesidad acuda de inmediato a su unidad de adscripción para ofrecerle el tratamiento que requiera y con ello también evite complicaciones como la hipertensión.

Recordó a los derechohabientes acudir con el médico familiar por lo menos dos veces por año “aunque se sientan saludables”, para tener un control adecuado de la salud; reiteró además que el llamado que hacen los médicos del Instituto es a evitar siempre la automedicación, que en muchas ocasiones, en lugar de ayudar a nuestra salud, incrementan más el malestar.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *