Factoras ambientales, polvo, polen y otras sustancias pueden desarrollar asma

/ 275

*Niños menores de 10 años de edad, principales afectados con la enfermedad respiratorias

*Hasta 25 niños son atendidos por semana por ataques asmáticos

Acapulco, Gro. 02 de Mayo del 2017. – Con una alta incidencia en menores de edad, el asma es un padecimiento enfermedad crónica obstructiva de las vías aéreas, que no ocurre sólo en periodos fríos, sino que todo el año se puede generar, por tal motivo su prevención es permanente, indicó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.




En la conmemoración mundial de la enfermedad, este 02 de mayo, los especialistas indicaron que factores ambientales, polvo, polen, y otras sustancias, pueden ser factores que desarrollen esta enfermedad, por lo que la limpieza es indispensable para su prevención.

El médico especialista en medicina familiar, César Eduardo Torres Bernal, aclaró que todavía no existe una cura total para este mal, pero si métodos muy interesantes para el control de la misma. Hoy en día es posible tenerla bajo control, llevando una vida saludable.

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Torres Bernal detalló que un “ataque” de asma, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y una disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones.

Los síntomas recurrentes causan con frecuencia tos seca, dificultad para respirar insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral, informó el médico familiar de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 9, ubicada en Acapulco.

La incidencia, comentó, es en niños de cinco a 10 años, sin embargo, también se detectan en lactantes, detectándose en el servicio de urgencias de esta Unidad hasta 25 niños con crisis asmáticas.

Insistió su llamado a los derechohabientes y población en general para que, ante cualquier síntoma de asma bronquial, tanto en niños como en personas de otras edades, acudan a la UMF que les corresponda.

El doctor Torres Bernal agregó que los remedios caseros no son recomendados cuando existe la sospecha de este padecimiento en los niños ni a ninguna edad, por lo que comentó que es necesario que el derechohabiente acuda al médico familiar, que en caso de requerirlo autorizará las pruebas que se requieran para identificar o confirmar un diagnóstico.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *