Exhorta IMSS Guerrero a prevenir la influenza estacional

/ 304

influenza_vacunas_imss_guerrero

Acapulco, Gro. 24 de Octubre del 2016. – Para prevenir la influenza estacional, enfermedad viral respiratoria que se presenta de forma más común en la temporada de invierno, la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Guerrero informa sobre el inicio de la campaña de vacunación contra este padecimiento; esta actividad de salud ya está en marcha y culminará el 15 de marzo de 2017.

Para la campaña de vacunación contra la influenza 2016, el IMSS en Guerrero integra a otro grupo, que por sus características físicas de salud es necesario que den prioridad a la aplicación de un biológico: el grupo de las personas obesas.

Aunque la campaña se extiende hasta por tres meses, la recomendación es que la población derechohabiente acuda a aplicársela antes de 22 de diciembre, fecha en que comienza en periodo invernal, indicó el enfermero supervisor de Salud Pública, Saúl Jiménez Hernández.

Para esta importante actividad de salud, el IMSS en Guerrero tiene previstas 140 mil 278 dosis para derechohabientes de todas las edades, así como a no derechohabientes menores de cinco años de edad.

El especialista IMSS recordó que la influenza es un padecimiento que se caracteriza por problemas respiratorios y aparece en la temporada de otoño e invierno (octubre-marzo), motivo que obliga a la población a incrementar sus defensas en esta temporada para prevenir de forma efectiva el padecimiento. La vacuna protege contra las tres principales sepas que provocan la influenza, entre ellas, el que produce la de tipo AH1N1.

Las recomendaciones para la prevención de la influenza son: reforzar sus hábitos de higiene, tales como lavarse las manos con agua y jabón, cubrirse la boca con un pañuelo desechable o con el antebrazo al momento de toser o estornudar, y tirar inmediatamente el pañuelo a la basura, posteriormente, lavarse las manos, comentó Jiménez Hernández.

El virus de la influenza puede viajar a través de las gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar hasta un metro de distancia. El virus sobrevive entre 48 y 72 horas en superficies lisas como manos, manijas, barandales, así como en áreas porosas como pañuelos desechables y telas. También se propaga por hablar cerca, saludar de mano o besar a una persona enferma.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *