Enfermedad de Alzheimer, padecimiento mental que imposibilita a la persona: IMSS Guerrero

/ 365

*Afecta en un inicio las partes del cerebro que controlan el pensamiento, memoria y lenguaje

Acapulco, Gro. 22 de Septiembre del 2017. – La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia en las personas mayores, y que afecta la capacidad de realizar sus actividades diarias, por lo que desde la juventud es recomendable realizar actividades que puedan prevenirla, indicó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

En la conmemoración del Día Mundial de esta enfermedad, este 21 de septiembre, el Seguro Social informó que en el Centro de Seguridad Social (CSS) ubicado en Acapulco se llevan a cabo actividades de gimnasia cerebral, que contribuyen a un ejercicio mental adecuado.

La médica especialista en geriatría del Hospital General Regional (HGR) N° 1 Vicente Guerrero del IMSS, ubicado en este puerto, Evelia Palacios Lorenzo, indicó que la característica principal de esta enfermedad crónico-degenerativa es que “llega el momento” en que imposibilita por completo a la persona que la padece”.

Comentó que en muchas ocasiones los síntomas de la enfermedad pasan desapercibidos, y por lo regular la enfermedad se detecta ya cuando está avanzada. Algunos de las características de este padecimiento son: deterioro mental, dificultad para pensar y entender, confusión, delirio, desorientación, dificultad para concentrarse, incapacidad de crear nuevos recuerdos, invención u olvido, por mencionar algunos.

“Empieza con olvidos, quejas subjetivas de memoria, el paciente dice que se le empiezan a olvidar las cosas, dificultad para encontrar palabras en una conversación, desconocer lugares que eran familiares para él, olvidar qué es lo que comió, olvidar citas y a perder actividades instrumentales de la vida diaria”, expresó.

La doctora Palacios Lorenzo comentó que la enfermedad, afecta en un inicio las partes del cerebro que controlan el pensamiento, memoria y lenguaje, de ahí que les causa toda esa gama de actitudes contradictorias.

Indicó que la enfermedad se detecta regularmente en personas a partir de los 75 años de edad, aunque comentó que también es identificable en edades tempranas, es decir, de 45 a 64 años de edad.

Agregó que, en el país, el Instituto Nacional de Geriatría, indica que la prevalencia es de 7.3 por ciento y que su incidencia es de 23.7 por ciento anual, de los padecimientos en los adultos mayores.

Destacó que una vida sedentaria con alimentación alta en grasas saturadas y sin realizar ejercicio, también contribuye a la aparición de la enfermedad, por lo que reiteró la importancia de tener hábitos saludables desde la infancia.

Palacios Lorenzo mencionó que la gimnasia cerebral ayuda a pensar, aprender y mantiene el cuerpo y la mente balanceados, pues ocurre una conjunción de mente y cuerpo, generando sensaciones, movimientos y emociones, por lo que la recomendación es consultar a los médicos y realizarla.

Agregó que cuando una persona padece la enfermedad, toda la familia se ve afectada, pues se requiere tratamiento especial, donde los cuidados y cariño de la familia son fundamentales para el paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *