Ácido úrico elevado genera complicaciones más severas para el organismo: IMSS Guerrero

/ 649

Acapulco, Gro. 16 de Diciembre del 2016. – Al menos dos veces por año es necesario que los derechohabientes se realicen análisis completos, y en los que se puede hacer una detección oportuna de padecimientos como es el ácido úrico o hiperuricemia, considerado como una enfermedad silenciosa que no genera síntomas primarios pero que desarrolla un problema de salud más serio, indicó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

El ácido úrico se encuentra en la sangre y el organismo lo elimina gracias a la función excretora de los riñones, por medio de la orina. Pero si se produce un exceso de ácido úrico o si los riñones no son capaces de eliminarlo de forma regular, el nivel de ácido úrico en la sangre aumenta.

El médico familiar, Mario Vázquez Salazar, comentó que entre más tiempo se mantenga elevado el ácido úrico en nuestra sangre, se peligra en el desarrollo de otras enfermedades como son gota, artritis o cálculos renales.

Explicó que las principales causas del aumento del ácido úrico son: sobrepeso y obesidad, consumo de alcohol, mala alimentación con el exceso de las carnes rojas, embutidos, legumbres, como frijoles o lentejas, así como de la ingesta desmedida de espinacas y la falta de ejercicio.

En ocasiones, comentó, el no metabolizar este ácido de manera adecuada puede ser por herencia. Hay dos factores de riesgo que no son modificables: la edad avanzada, por lo tanto, personas que ya han mantenido por varios años los niveles de ácido úrico elevados, tendrán mayor posibilidad de presentar signos y síntomas de la gota, reiteró.

Destacó los factores modificables que ayudan a disminuir los niveles de ácido úrico o a prevenir su aumento. El principal es relacionado a la dieta y estilo de vida, ya que en cuanto a la alimentación es la misma que se recomienda para prevenir otras enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia).

El médico indicó que mensualmente, por cada consultorio familiar, se detectan entre 10 y 15 personas con ácido úrico, que, de forma inmediata con atendidas, enviadas a realizarse análisis, así como su visita al nutriólogo para comenzar o retomar una alimentación saludable.

Los niveles de ácido úrico normales son entre 3.5 a 7.2 mg/dL, después de esta cantidad se considera elevado, como es 7.8 mg/dL e, inclusive asciende a los 10 mg/dL, lo cual es excesivo y ya indica complicaciones.

El doctor Vázquez Salazar reiteró que el ácido úrico no se manifiesta hasta que ya generan mayores complicaciones, por lo que insistió en la necesidad de llevar una vida activa y saludable.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *