Son 20 homicidios de alumnos y trabajadores de la UAGro durante el 2016 y este 2017

/ 466

Chilpancingo, Gro. 24 de Agosto del 2017. – El asesinato del estudiante de Maestría de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Engelbert Martínez Cruz, ocurrido la madrugada del miércoles aquí, se suma a una lista de homicidios de universitarios en distintos puntos de la entidad durante los últimos dos años.

Según un recuento, nueve estudiantes fueron asesinados en el 2016 y once en lo que va de este 2017, siendo mayo pasado el mes con mayor número de crímenes, con cinco casos.

Chilpancingo es el municipio en donde ha ocurrido el mayor número de asesinatos de estudiantes, con 9 casos; sigue Acapulco, con 5, y con un homicidio se encuentran Ayutla, Coyuca de Benítez, Tixtla, Ometepec, Chilapa e Iguala.

En cuanto al sexo de los universitarios asesinados durante estos dos últimos años, cuatro han sido mujeres y 16 hombres.

En cuanto al número de estudiantes ejecutados, se trata de 15 jóvenes, mientras que cinco han sido trabajadores de la UAGro. De estos últimos tres ocurrieron en el 2017 y dos en el 2016.

Los trabajadores asesinados han sido Carmelinda García Benítez, de la Facultad de Matemáticas, muerta a balazos en Acapulco; la universitaria Jeany Rosado Peña, del Sindicato de Trabajadores Académicos; José Luis Cruz Hernández, asesinado de la misma manera junto a su pareja en su domicilio de Acapulco; Francisco Javier Ramírez García, de Psicología, hallado en una fosa clandestina en Acapulco y el trabajador de la Prepa 5, y Juan Carbajal Merino, privado de la vida por proyectil de arma de fuego en Ometepec.

El caso más reciente es el de Engelbert Martínez Cruz, de 34 años de edad, estudiante de Maestría en Ingeniería y Desarrollo Tecnológico, asesinado a balazos sobre la calle Belisario Arteaga, frente a la Alameda Granados Maldonado de Chilpancingo.

Antes, en mayo, el del estudiante de la Unidad Académica de Artes, Darwin Raymundo Barrientos Miranda, asesinado a balazos junto con un amigo cuando viajaban en una motocicleta, por sujetos desconocidos que se trasladaban a bordo de una camioneta sobre el bulevar Vicente Guerrero, a la altura de la colonia Vista Hermosa, en esta ciudad capital.

El pasado 17 de mayo, el cuerpo del alumno de la Preparatoria 32 de Iguala, Samuel González Saavedra, de 16 años de edad, fue hallado desmembrado en la colonia Adolfo López Mateos, en aquella ciudad de la zona Norte.

El 13 de mayo, un estudiante de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (Facom), Cristian Jesús Santiago Navarrete, fue víctima colateral en un enfrentamiento entre Policías Comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y el Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), en la comunidad El Ocotito, en este municipio.

El 8 de mayo, un estudiante de la Preparatoria 17 de Acapulco fue asesinado con arma de fuego en la colonia Alianza Popular. Ese mismo día, Jahaziel Gálvez Ayatle, de la unidad académica de Sociología, fue hallado desmembrado en Chilapa.

De los casos ocurridos en el 2016, destaca el del 24 de septiembre, en el que dos estudiantes de la UAGro murieron en una balacera en la colonia CNOP de esta capital. Se trató de Aidé Fuentes Nava, de la Unidad Académica de Ciencias de la Educación, y Manuel Juárez Flores, de la Preparatoria 33.

En octubre, la alumna universitaria Adriana Ramos García, quien trabajaba como empleada en una pastelería en Acapulco, fue asesinada a balazos por hombres armados que pretendían robar en el local.

En noviembre, el estudiante de tercer año de Medicina, Ángel Mendoza Ocampo, fue hallado flotando en un río de Ayutla, donde se encontraba de vacaciones. El joven abordó un taxi con destino a Acapulco y no se sabía de su paradero, hasta días después.

En ese mismo mes fue privado de su libertad y después identificado por sus padres en el Semefo, Leonel Aarón Cantú Leyva, a quien arrojaron de un taxi en Tixtla.

El rector Javier Saldaña Almazán ha externado que de una veintena sólo dos casos han sido resueltos, citando el de la colonia CNOP, en el 2016, en el que se detuvo a una banda de presuntos asesinos seriales puestos a disposición de la justicia también por el asesinato de dos normalistas de Ayotzinapa, y quienes enfrentan actualmente un proceso penal.

Hasta este jueves por la tarde, la Rectoría de la UAGro no había emitido algún comunicado por el estudiante asesinado el miércoles por la madrugada en esta capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *