Sin incidentes marcha en Iguala por los 43 normalistas desaparecidos

/ 348

Iguala, Gro. 27 de Septiembre del 2017. – Padres de los 43 normalistas desaparecidos hace tres años en esta ciudad, realizaron una marcha para exigir la presentación con vida de sus hijos y que se castigue a los responsables de su desaparición, entre los que –insistieron- se encuentran elementos del Ejército.

La marcha transcurrió en un ambiente de tensión luego de que el sábado un contingente de normalistas arremetió contra las instalaciones del 27 Batallón, que se ubican en el Periférico Oriente, frente a Plaza Tamarindos.

Debido a eso, ahí ya se montó un operativo con tanquetas que dispersan con agua, en caso de que los normalistas arremetieran de nuevo contra sus instalaciones.

La marcha salió desde el Periférico, donde se ubican las instalaciones de la Feria, y se dirigieron hacia el Centro de la ciudad. En la zona industrial acudieron al primer punto donde encontraron desollado, la mañana del 27 de septiembre del 2014, al normalista Julio César Mondragón. Ahí el señor Leocadio Ortega, tío de uno de los desaparecidos, hizo una oración.

Enseguida retornaron sobre esa vía del Periférico y se dirigieron hacia el segundo punto de la marcha, donde la noche del 26 de septiembre cayeron asesinados a tiros los normalistas Daniel Solís y Julio César Ramírez.

Ahí el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, dijo que a tres años de esos trágicos hechos siguen esperando que sean castigados los responsables, y aseveró que, a pesar de los hechos del pasado sábado, cuando arremetieron contra el 27 Batallón, “no somos vándalos, no somos delincuentes, nuestro compromiso es seguir formando estudiantes; únicamente hacemos un homenaje a esos normalistas”.

Añadió que los estudiantes “sólo venían a hacer una actividad; seguimos exigiendo justicia y cárcel para quienes los asesinaron, para quienes los desaparecieron”, y criticó que el alcalde Herón Delgado Castañeda “no respeta el lugar donde asesinaron a Julio César Mondragón, porque ese sitio se ha convertido en un basurero”.

Un integrante del Comité Estudiantil de Ayotzinapa dijo que hay “innumerables pruebas de que aquí, en Iguala, hubo una confabulación de autoridades civiles y militares, como demuestra lo que sucedió en el Palacio de Justicia, donde escondieron los videos que comprueban eso”.

Consideró que las autoridades “no quieren que sepamos la verdad y que sólo han detenido a los de abajo, pero mientras no haya verdad, aquí seguiremos exigiendo justicia por los asesinados, por los lesionados de gravedad, hasta saber dónde están nuestros compañeros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *