Reporteros de Guerrero… Desconfían del mecanismo de protección a periodistas

/ 320

Chilpancingo, Gro. 23 de Mayo del 2017 (IRZA). – Reporteros de esta capital expresaron sus dudas y desconfianza del mecanismo de protección a periodistas que estén bajo amenaza o que haya sido víctimas de agresiones en su actividad cotidiana como trabajadores de los medios de comunicación.

Lo anterior se desprende del encuentro que sostuvieron este martes una treintena de reporteros con funcionarios de la Secretaría de Gobernación Federal, quienes estuvieron en esta capital para reunirse con tres de los siete reporteros que fueron interceptados, robados y amenazados hace diez días en un retén de sicarios del crimen organizado a la altura del municipio de Acatelahuaya, en la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano, cuando regresaban a Chilpancingo después de realizar la cobertura informativa por los narcobloqueos que paralizaron la Tierra Caliente.

En la reunión estuvieron Jorge Ruiz del Ángel, titular de la Unidad de Recepción de Casos y Reacción Rápida del Mecanismo, y Hugo Moreno, subdirector de esta área, quienes pusieron el mecanismo de protección que depende de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación a disposición de los comunicadores, para que puedan acceder a dichos beneficios.

Esta medida se instrumentó por instrucciones del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a raíz del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas, ultimado el pasado 15 de mayo a las 12:00 del día en Culiacán, Sinaloa, quien instruyó a los gobiernos estatales la implementación de protocolos de seguridad, principalmente en las entidades con mayor incidencia delictiva.

De acuerdo con datos proporcionados por los representantes de la federación, los estados con mayor número de casos de personas dentro del mecanismo, son Veracruz, Ciudad de México, Tamaulipas, Estado de México y Guerrero, coincidentemente, con los más altos índices de violencia.

Revelaron que dicha medida fue instruida por el presidente, toda vez que el mecanismo, no tenía recursos asignados para el ejercicio fiscal 2017, y tendría que subsistir hasta el mes de septiembre con excedentes de anteriores ejercicios.

A la cita acudieron al menos 20 comunicadores de Chilpancingo, entre ellos, tres de los que fueron agredidos al regreso de la cobertura en Tierra Caliente, el pasado 13 de mayo, donde fueron despojados de equipo fotográfico, cámaras de video, teléfonos celulares y dinero en efectivo, además de una camioneta y amenazados.

El corresponsal del periódico La Jornada, Sergio Ocampo Arista, a nombre de los presentes, externó la desconfianza que hay en el gremio de acceder a los mecanismos que ofrece el Gobierno Federal, toda vez que es el mismo “Estado”, quien propicia las agresiones, y en muchas ocasiones quien está detrás de la persecución de los periodistas.

Detalló que, en su experiencia, ha sido testigo de los abusos y violaciones a derechos humanos, en el que se han visto involucradas autoridades municipales, estatales y federales, a través de sus corporaciones policiacas, como el asesinato de campesinos en Ayutla, y las reiteradas agresiones en contra de normalistas de Ayotzinapa.

Sin dejar de reconocer las “buenas intenciones” de los representantes de la federación de acercar los protocolos a las víctimas, insistió que mientras el Gobierno Federal no reconozca que está fomentando la impunidad respecto a los homicidios de periodistas, no se puede confiar en sus promesas.

Tampoco, dijo, se puede confiar en un presidente que ha formado parte de una red de agresores a campesinos, como San Salvador Atenco, y que está siendo investigado por instancias internacionales por violaciones a derechos humanos, a su paso por la gubernatura del Estado de México.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *