Policías ciudadanos presentan a presuntos homicidas de cuatro taxistas, en Ayutla

/ 697

*Dos de los detenidos se dijeron obligados a recolectar “cuotas” para la delincuencia organizada

Ayutla, Gro. 23 de Mayo del 2017. – La tarde de este martes en la explanada del Zócalo de esta ciudad, miembros del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC) presentaron a cinco presuntos responsables de las muertes de cuatro taxistas del municipio, dos de los cuales son trabajadores del volante.

Ante unas 300 personas reunidas en asamblea, las autoridades civiles y agrarias de Ayutla adheridas a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), informaron que la captura de los sujetos fue gracias a un operativo realizado por elementos del SSJC.

Los detenidos son José Manuel de Jesús Morales “N”, Adrián Francisco Gordillo “N” y Alexis Serrano “N”, de 30, 19 y 19 años de edad, respectivamente, a quienes se les vincula con los asesinatos de cuatro taxistas de este municipio cometidos entre los meses de enero y mayo.

Se informó que, al momento de la detención de cada uno, en sus respectivas casas, les fueron encontradas armas, hierba verde con las características de la marihuana y polvo blanco con las características de la cocaína, así como botes de pintura, que se presume usan para la elaboración de narco mensajes.

Los otros dos implicados son taxistas, uno de nombre Adrián “N” y el otro José Luis “N”. Estos fueron detenidos gracias a que fueron señalados por los primeros, sin embargo, fueron liberados al poco tiempo debido a que decidieron colaborar con las autoridades comunitarias.

Durante su presentación ante los pobladores, los taxistas se dijeron víctimas también de la delincuencia organizada, a la que le deben pagar 70 pesos semanales de cuota cada uno. Fue por eso, dijeron, que han matado a sus compañeros que se niegan a dar dinero.

“Después del segundo asesinato nos reunimos con los señores comunitarios, pero nunca hubo avance, nunca pusieron atención. Hasta que nos mataron al tercer compañero y no tener ayuda, llegamos a la conclusión de que pagaríamos la cuota”, narraron los taxistas.

Alegaron que ellos no son delincuentes sino víctimas, y que lo único que hacen es reunir el dinero para depositarlo en una cuenta bancaria, ya que de no hacerlo los mandan a matar; fue así que, por el retraso del pago este lunes, les mataron a otro compañero.

Un taxista que se identificó como militar retirado intervino y dijo:  “tengo la suficiente autoridad moral para defender a mis compañeros, yo, un militar retirado, debo de pagar mi cuota para evitar ser ultrajado por la delincuencia. Nos hemos visto obligados a pagar para que quede protegida mi vida y la de mi familia, porque los que no estamos de acuerdo peligramos.

“Ni los comunitarios ni las autoridades hacen nada. ¿Dónde estuvieron cuando mataron a su comandante (Mauro Rosario Ayodoro) que también era taxista? Se los dejo a su criterio”, concluyó.

En la asamblea con el pueblo, uno a uno pasó a exponer su participación en los hechos de muerte que han ocurrido en los últimos cinco meses, pero nadie se declaró responsable de las muertes.

Sí solicitaron que los representara una autoridad, por lo que quedarían detenidos en la Casa de Justicia de Ayutla para iniciarles un proceso de investigación y desahogar todas las pruebas.

El SSJC advirtió que, si estas personas son responsables de la muerte de los cuatro choferes de taxis de Ayutla, no serán entregados a las autoridades establecidas, ya que, acusan, se les ha pedido el apoyo para brindar seguridad en el municipio, pero han hecho caso omiso, a pesar del creciente registro de muertes.

Anticiparon que serán reeducados

Elementos de la UPOEG tuvieron que lidiar con la ciudadanía, pues algunas personas solicitaban que fueran linchados los cinco hombres.

“Esto es lo que busca el gobierno, que nos confrontemos para tener excusas y acabar con el sistema comunitario, pero mejor presentaremos las pruebas para que sean juzgados y castigados, y no anden haciendo cosas que no son saludables para el municipio”, dijo el promotor Andrés Catarino Cabello.

Los promotores presentaron ante unas 300 personas las evidencias encontradas, como estupefacientes y armas, y se llevaron esposados a los detenidos a la Comandancia.

En el lugar no se vio la presencia de la Policía Preventiva ni de cualquier otra autoridad municipal.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *