Fuerzas políticas tiene la obligación de atender los problemas de Guerrero: Héctor Astudillo

/ 239

primer_informe_hector_astudillo_congreso-1

Chilpancingo, Gro. 27 de Octubre del 2016 (IRZA). – El gobernador Héctor Astudillo Flores convocó a los guerrerenses desde el Congreso del Estado, donde emitió un mensaje con motivo de su primer informe de labores, a trabajar en tres frentes comunes para recuperar la seguridad, contra la corrupción y en la construcción de una mejor política social, en cuyos rubros, advirtió, “ya no hay espacio para la simulación o el error”.

Señaló que esos tres rubros son las principales demandas de los guerrerenses y que todas las fuerzas políticas del estado tienen la obligación moral de atender. “No hay nada que afecte más a la sociedad guerrerense que la violencia y la inseguridad”, indicó.

Acompañado por funcionarios de su gobierno, senadores, diputados locales y federales, así como presidentes municipales, Astudillo Flores pronunció un mensaje de 45 minutos desde el recinto del Congreso local, en el cual resaltó las acciones de su primer año de gestión.

Ataviado en un traje sastre de color negro, el gobernador convocó a los 81 presidentes municipales a conformar un frente común de las instituciones para recuperar la seguridad, y en consecuencia la inversión, la actividad económica y empleos.

En su mensaje pidió cerrar filas para erradicar la corrupción y la impunidad. Anunció que enviará al Congreso local iniciativas de ley para crear el Sistema Estatal Anticorrupción. También pidió trabajar por la construcción de una mejor política social, con mejores escuelas, hospitales con atención de calidad, programas de apoyo para que realmente los guerrerenses salgan adelante.

“Hemos recuperado el gobierno y ahora tenemos el enorme reto de recuperar la confianza de la ciudadanía”, resaltó el mandatario estatal, generando aplausos de legisladores, funcionarios e invitados especiales.

La recuperación

Dio a conocer que, en este primer año, su gobierno recobró la gobernabilidad cuyas instituciones funcionan. Reconoció a los poderes Legislativo y Judicial por la corresponsabilidad en el cumplimiento de sus tareas.

Afirmó que en la pasada administración se “puso en riesgo la paz social”, no obstante, en su primer año de gestión, agregó, se enfocó en buscar soluciones a los problemas que atentaban contra la sociedad y el Estado de Derecho mediante tres acciones prioritarias.

“La crisis que se vivía en 2015 en los ámbitos más sensibles para el desarrollo de los guerrerenses, no daba espacio a dudas o titubeos. Guerrero se había convertido en una fuente permanente de malas noticias para México”, señaló.

Pero resaltó que su gobierno ha recuperado su función como promotor del crecimiento económico de Guerrero. En ese contexto, resaltó: “Distendimos el grave conflicto con la CETEG y hoy los maestros guerrerenses están en las aulas y no en las calles”.

“Nos favoreció el apoyo del gobierno federal y del presidente Enrique Peña Nieto, a quien le refrendo el agradecimiento del pueblo de Guerrero”, citó. También le agradeció el regreso del Tianguis Turístico 2017 a Acapulco.

Afirmó que en este 2016, Guerrero recibió 11 millones de turistas, con una derrama económica cercana a los 40 mil millones de pesos, “estamos seguros que a diciembre superaremos lo alcanzado el año anterior”.

De su recorrido en los 81 municipios, indicó que no es un sólo un dato estadístico, sino informarles a los ciudadanos que hay gobierno, que les pertenece y que trabaja para ellos.

Agregó que la política de su gobierno es de tolerancia dentro de la ley, “la de la solución de los problemas sin arriesgar a las instituciones; la del diálogo y el acuerdo”.

“Porque los guerrerenses rechazan posiciones de fuerza, aspiran a la unidad constructiva y a la eficacia que ofrezca buenos resultados”, indicó.

También convocó a las organizaciones sociales, al sector privado, partidos políticos, miembros de los 81 ayuntamientos y de los tres poderes del estado a servir con honestidad y mantener, a pesar de las diferencias, el interés superior de Guerrero.

Transparencia y rendición de cuentas

Más que la enumeración exhaustiva de cifras y avances, su propósito, dijo, es rendir cuentas claras de la actuación del gobierno, y que por eso su informe “se presenta con toda honestidad de lo que encontramos al llegar y los pasos que hemos dado para resolver los graves problemas”.

Agregó que su gobierno enfrenta problemas muy arraigados que llevará muchos años resolver en su totalidad.

Indicó que, para recuperar el gobierno, también tuvo que retomar el control de las finanzas públicas, porque “recibimos al estado prácticamente en situación de quiebra”.

“La administración anterior puso en riesgo la capacidad del gobierno para hacer frente incluso a las obligaciones esenciales”, por los pasivos con instituciones públicas y privadas, adeudos con proveedores y contratistas.

Tampoco había recursos para el pago de salarios, aguinaldos y prestaciones a los servidores públicos. “Heredamos un déficit estructural superior a los 18 mil millones de pesos y un déficit coyuntural de 3 mil 300 millones de pesos”, señaló.

Tras una serie de gestiones, informó que su gobierno obtuvo un apoyo extraordinario por mil 210 millones de pesos, así como un anticipo de participaciones de 600 millones de pesos, los cuales se orientaron a las labores urgentes.

Agregó que su administración ha trabajado para reducir la deuda total del estado, de 2 mil 376 millones de pesos a 2 mil 263 millones, lo que significa una reducción de casi 5 por ciento. “Hoy, Guerrero no tiene un problema de deuda como se observa en muchas otras entidades del país”.

Ayotzinapa: ni perdón ni olvido

Durante su discurso, el gobernador afirmó que su gobierno es solidario con las “justas exigencias” de la Escuela Normal de Ayotzinapa, que demandan el esclarecimiento de los hechos del 26 y 27 de septiembre y la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos.

“Compartimos la indignación de los padres de los 43. Repito con convicción: con Ayotzinapa ni perdón ni olvido”, enfatizó.

Astudillo Flores destacó las estrategias de seguridad que su gobierno ha implementado en coordinación con el gobierno federal, que han permitido disminuir la incidencia delictiva en los seis municipios incluidos en la estrategia nacional de seguridad, misma que permitió disminuir la incidencia en un 32 por ciento en promedio, al pasar de 6.14 a 5.3 casos en promedio durante septiembre. Destacó los casos de Acapulco con una disminución del 45 por ciento y Zihuatanejo, con un decremento del 56 por ciento.

Así como Chilapa, la reducción del homicidio fue de 29 por ciento; Chilpancingo, 24 por ciento menos, y en Iguala y Coyuca 20 por ciento, dijo.

“En cuanto a secuestro, en agosto se registraron seis casos, en septiembre tres y en lo que va de este mes, un solo caso”, aseguró.

“Recuperar al gobierno significó devolverle su función como intermediario legítimo de todos los sectores sociales y defensor de los derechos de la gente”, agregó.

Además de que consolidaron acuerdos de colaboración con autoridades federales para reducir la discriminación y violencia en contra de las mujeres, así como de los ataques en contra de periodistas. “Estaremos siempre cercanos a la gente y a sus necesidades y problemas, para facilitar el diálogo, generar soluciones y evitar los conflictos”, afirmó.

(www.agenciairza.com)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *