En Guerrero… Miles de policías reprobaron los exámenes de control y confianza

/ 350

Chilpancingo, Gro. 21 de Mayo del 2017 (IRZA). – De un total de 4 mil 50 policías preventivos, que es la suma de los uniformados en los 81 municipios de la entidad, 2 mil 590 han aprobado los exámenes de control y confianza, pero mil 379 reprobaron.

De acuerdo con un informe del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, los uniformados municipales son sometidos a pruebas sicológicas, toxicológicas, médicas y de polígrafo. Con esta última se detecta si el policía es proclive a la mentira o la falsedad.

Sin embargo, en Guerrero, mil 379 policías municipales enfrentan esta irregularidad que hasta el momento no ha sido corregida por las autoridades y podrían ser despedidos y liquidados económicamente.

Informes del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad, señala que también en las filas de la Policía Preventiva Estatal no todos los elementos están al día con sus evaluaciones.

Así de un total de 3 mil 937 agentes de esta corporación estatal, 611 reprobaron los exámenes de control de confianza y 3 mil 122 los pasaron.

En cuanto a la Policía Ministerial estatal que tiene entre sus filas mil 393 agentes, 852 aprobaron y 319 reprobaron, pero 116 están en espera de que se den los resultados.

El Vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, dijo que ninguno de los policías municipales, estatales o ministeriales que reprobaron los exámenes de control de confianza deben de andar armados o participando en operativos.

La licencia colectiva 110 de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) establece una serie de requisitos para que los Ayuntamientos puedan armar a sus policías y uno de estos es precisamente que los agentes hayan pasado los exámenes de control y confianza que establece el Sistema Nacional de Seguridad.

“Los policías que han reprobado las evaluaciones deben andar desarmados porque de lo contrario podrían ser detenidos por las autoridades federales”, afirmó Álvarez Heredia.

Los agentes reprobados deben de cumplir con tareas administrativas en la corporación o en alguna oficina de los Ayuntamientos.

Derivado de la investigación que realizó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) del caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, las policías municipales de Iguala, Cocula, Taxco y Huitzuco, están desarmadas porque existe una investigación en su contra por su presunta participación en aquellos lamentables hechos. La corporación de Teloloapan también está desarmada.

En estos casos son fuerzas policiacas federales y estatales las que tienen a su cargo la seguridad municipal.

El ex subdirector de la policía de Taxco, Eruviel Salado Chávez, se encuentra detenido por el delito de delincuencia organizada y por su probable participación en el caso de Iguala y de tener vínculos con el grupo delictivo “Guerreros Unidos”.

Aquí en Chilpancingo, 32 policías municipales que reprobaron los exámenes de control y confianza fueron dados de baja en diciembre del 2016 por el alcalde priísta Marco Antonio Leyva.

Sin embargo, los ex agentes han realizado protestas porque las autoridades no los han liquidado laboralmente. Leyva Mena asegura que muchos de los ex agentes salieron positivos en la prueba del antidoping, es decir que consumen alguna droga.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *