Empresarios alistan protestas cívicas para rechazar incremento en Autopista del Sol

/ 251

Por: Enrique Villagómez

Acapulco, Gro. 04 de Septiembre del 2017. – Cámaras empresariales de Guerrero, alistan protestas cívicas para rechazar el incremento del 33 por ciento al costo del peaje en la Autopista del Sol, que Caminos y Puentes Federales (Capufe), comenzó a aplicar a los automovilistas a partir del primero de septiembre.

Alejandro Martínez Sidney, presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales en la entidad, detalló que las protestas incluirán manifestaciones pacíficas en las principales ciudades de Guerrero, con el objeto de que la población se adhiera al rechazo generalizado por el incremento en los costos del peaje.

También plantean repartir panfletos en los costado de las casetas de peaje, para informar a los automovilistas sobre la falta de sensibilidad del gobierno federal con los destinos turísticos de Guerrero, al retirar sin justificación alguna el descuento del 25 por ciento que había otorgado para incentivar la recuperación económica, luego de los desastres naturales que provocaron los huracanes Ingrid y Manuel, así como los problemas sociales que se derivaron por la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala.

“De ninguna manera vamos a tomar casetas o a permitir el paso libre. No vamos a infringir la ley, porque no somos ese tipo de organizaciones que a eso se dedican. Nosotros vamos a manifestarnos en el marco de la constitución y siempre respetando la ley”, aseguró el empresario.

Desde el pasado primero de septiembre, Caminos y Puentes Federales (Capufe), sin previo aviso elimino el descuento del 25 por ciento que se aplicaba al costo del peaje en la Autopista del Sol, mismo que fue autorizado inicialmente en julio del 2016, y ratificado en abril de este año, como medida de apoyo para incentivar la llegada de turismo a los destinos vacacionales de Guerrero.

Con las nuevas tarifas, ahora recorrer los casi 400 kilómetros que hay entre la Ciudad de México y el puerto de Acapulco, cuesta 523 pesos en lugar de los 398 que se venían pagando hasta el 31 de agosto.

La nueva medida provocó indignación entre el sector hotelero, los cuales manifestaron que el aumento provocaría efectos negativos en el arribo de visitantes al puerto de Acapulco, y eso quedo demostrado plenamente durante el recién concluido fin de semana donde la ocupación hotelera apenas alcanzó el 48 por ciento, cuando el promedio general durante los primeros 8 meses de año fue del 65 por ciento.

“Vamos a exigirle a nuestros diputados locales y federales que se involucren en este tema porque es su obligación, pero además implementaremos una serie de movilizaciones por todo el estado, para que el gobierno federal entienda el daño que nos hizo y nos regrese ese descuento que tanto necesitamos”, abundo el dirigente empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *