El alcalde de Zihuatanejo no es investigado por vínculos con el crimen organizado: Vocero

/ 214

Chilpancingo, Gro. 18 de Mayo del 2017 (IRZA). – Las autoridades federales y estatales no investigan al presidente municipal de Zihuatanejo, Gustavo García Bello, cuya Policía Preventiva fue intervenida por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) debido a que estaba (o está) infiltrada por el crimen organizado.

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, confirmó que el alcalde no es investigado porque “alertó a tiempo” al gobernador Héctor Astudillo Flores, de lo que ocurría en la corporación.

“El alcalde alertó a tiempo, dio a conocer señales de alarma de que algo grave sucedía en la policía. Hasta este momento no hay una investigación en contra del alcalde”, confirmó en entrevista.

Sin embargo, el mismo García Bello dijo el miércoles que el Ayuntamiento que encabeza defenderá a los policías municipales que estarían vinculados al crimen organizado, declaración que motivó que la diputada local Flor Añorve Ocampo, presidenta de la Junta de Coordinación Política en el Congreso local, dijera que por su actitud el alcalde podría ser objeto de juicio político.

Lo que sí investigan a través de la Procuraduría General de la República y Fiscalía General del Estado, explicó Álvarez Heredia, es quién le proporcionó armas de uso exclusivo del ejército a los policías infiltrados en la corporación.

Comentó que la prioridad es investigar la probable responsabilidad de los 51 elementos, luego de que 9 de ellos regresaron a sus casas en el transcurso del miércoles porque no se les detectaron faltas graves.

Aunque ignoró si regresarán a sus funciones policiacas o estarán suspendidos temporalmente, pues precisó que la seguridad en Zihuatanejo está a cargo del ejército y de la Policía del Estado.

Informó que 20 elementos fueron remitidos a las instalaciones de la Procuraduría General de la República, porque se les investiga por el delito de delincuencia organizada y operación de armas de uso exclusivo del ejército.

En ese grupo se encuentran 3 presuntos miembros del crimen organizado infiltrados en la corporación municipal en la que tenían el control de todas las operaciones, liderados por Javier N, alias “El Cadete”.

Otro grupo de 31 elementos fueron remitidos a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, ya que se les acusa por el delito de usurpación de funciones porque “no acreditaron con documentos que forman parte de la corporación” y también estarían infiltrados en la Policía Preventiva de Zihuatanejo.

Explicó que, al término de las 48 horas del plazo, y si se detectan elementos de prueba sobre su responsabilidad en los delitos que se les señala, pedirá a un juez de control que sean vinculados a proceso.

De acuerdo con el vocero del GCG, los gobiernos federal y estatal implementaron un acto preventivo, oportuno y contundente para evitar un hecho similar al caso Iguala, en donde la Policía Preventiva estaba vinculada al crimen organizado, lo que se demostró con la investigación sobre la desaparición de 43 alumnos de la Normal de Ayotzinapa en septiembre del 2014.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *