Autoriza alcalde convertir zona habitada en basurero temporal; protestan vecinos

/ 265

Chilpancingo, Gro. 28 de Enero del 2017 (IRZA). – Tras el cierre del relleno sanitario, el alcalde Marco Antonio Leyva autorizó que se tirara la basura en las instalaciones donde realizan bloques, ubicadas en una zona donde viven unas diez mil familias de colonias precaristas, frente a la aeropista, a un costado de las oficinas de Imagen Urbana del municipio.




El lugar convertido en un basurero clandestino está en un terreno de 800 metros cuadrados que pertenece a la Dirección de Obras Públicas Municipal, donde están ubicadas las colonias San Rafael, Industrial y El Amate.

Unos 130 pepenadores que en sus camionetas recolectan los desechos en las calles a cambio de una cooperación voluntaria de la gente, conocidos en la capital como “La Basura Jefa”, están depositando los residuos sólidos en este predio, donde se observó que hay maquinaria pesada.

“El alcalde nos autorizó tirar aquí la basura porque ya llevábamos dos días sin trabajo, y pues tenemos que mantener a la familia”, dijo un pepenador.

El jueves, luego del cierre del relleno sanitario, en parte por un mandato judicial, los pepenadores bloquearon con 150 camionetas la avenida Ignacio Ramírez, frente al Palacio Municipal, lo que obligó al alcalde habilitar este basurero clandestino, además de que también ordenó que los desechos se tiraran en los patios de la Dirección de Servicios Públicos Municipales, en la colonia Galeana.

Estos nuevos depósitos de desechos provocan fuertes olores y hasta este viernes por la tarde ninguna autoridad ambiental había acudido a clausurar o impedir que se continúe con la medida que afecta a los vecinos.

En Chilpancingo, recolectan diariamente 350 toneladas de basura, que, hasta el miércoles, se tiraban en el relleno sanitario ubicado al sur de la ciudad.

En un informe que rindieron la Secretaría de Protección Civil estatal y la Procuraduría Ecológica del Estado de Guerrero (PROPEG) al Juzgado Séptimo de Distrito de esta ciudad, reconocieron que este relleno ya cumplió su vida útil y debía ser clausurado de manera inmediata.

Este documento entregado a la autoridad judicial federal es derivado de un recurso de amparo que vecinos de las colonias La Cinca y La Centenaria interpusieron para que se clausure dicho basurero.

La acumulación de la basura en las tres celdas provocó un incendio el miércoles, que pudo ser sofocado a tiempo por personal de Protección Civil y Bomberos.

Ese basurero tiene un severo riesgo de explotar por la gran cantidad de gases que ha acumulado a lo largo de 24 años, después de que inició operaciones en 1992.

Protestan vecinos

La tarde noche del viernes, vecinos de las colonias San Rafael, Industrial y El Amate se concentraron en la entrada principal, donde desde el jueves comenzaron a tirar la basura, frente a la aeropista, para impedir que lo sigan haciendo los pepenadores, porque consideraron que la disposición del alcalde MAL le afecta en la salud, y lo hicieron responsable de cualquier padecimiento que sufran ellos y sus hijos.

Sobre la avenida Llano Grande se observaron decenas de camionetas de “La Basura Jefa” en espera de que los dejaran pasar a vaciar lo que habían acumulado durante el día.

Trabajadores de la Dirección de Servicios Públicos Municipales, en la colonia Galeana, manifestaron también su inconformidad de que los pepenadores acudan a ese sitio a tirar la basura, de lo que señalaron directamente a quien identificaron como Jesús Ríos Tavira, jefe de Limpia de Servicios Públicos Municipales.

Interviene Astudillo para crear relleno en Zumpango

El Ayuntamiento de Chilpancingo que encabeza el priista Marco Antonio Leyva cerró este viernes el basurero municipal ubicado en las colindancias con la colonia La Cinca, al sur de la ciudad.

Su cierre se dio luego de que por la mañana el gobernador Héctor Astudillo Flores intervino y logró destrabar el conflicto, al firmar un convenio con el alcalde de Eduardo Neri (Zumpango), Pablo Higuera Fuentes, para que se construyan celdas emergentes en terrenos de ese municipio vecino.

El alcalde Leyva Mena informó que la basura que se genere este fin de semana sería arrojada en un predio ubicado frente al aeropuerto, al norte de la ciudad, y admitió que esto ya generó inconformidad en los vecinos de diversos asentamientos humanos, como las colonias El Amate y la Industrial.

Habitantes de esa zona consideran que el arrojar la basura en ese lugar les generará un foco de infección, además de que contaminará el medio ambiente.

Pero Leyva Mena afirmó que los desechos sólidos que se generen a partir del lunes se arrojarán en el municipio de Eduardo Neri (Zumpango), explicó que el convenio con ese Ayuntamiento para que se arrojen los desechos sólidos en las celdas emergentes, será de seis a ocho meses.

Agregó que a partir de ahí construirán la otra etapa de una concesión de 15 a 30 años para un relleno sanitario; sin embargo, reconoció que aún ignora en qué lugar se realizará esa obra.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *