Alerta IMSS sobre la prevención del suicidio

/ 303

cpophw-ueaakimt

Foto; Archivo

Acapulco, Gro. 10 de Septiembre del 2016.- Son varios factores que hacen que una persona determine acabar con su vida como padecer trastorno bipolar, depresión, el consumo de alcohol o drogas prohibidas o el estrés postraumático

Son diversas las causas que pueden generar que una persona opte por cometer suicidio, por lo que detectar los síntomas es necesaria la relación familiar para apoyar e impedir esta decisión fatal, que actualmente es más común en adolescentes por causas variadas, alertó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Guerrero.

En la conmemoración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, este 10 de septiembre, se identifica que padecer trastorno bipolar, depresión, consumir alcohol o drogas prohibidas, el estrés postraumático en cualquiera de sus variantes, esquizofrenia o padecer alguna enfermedad mortal, son algunas causas que desencadenan el suicidio en las personas.

La psicóloga Brenda Morales Gómez comentó que se les tiene que poner principal atención a la persona que ya alguna vez intentó el suicidio, ya que existe una fuerte posibilidad de que lo vuelva hacer, previendo que en esta nueva ocasión no fallar.

“El suicidio es un acto donde la propia persona atenta contra su vida, entonces cada día hay más jóvenes, adolescentes y adultos que intentan quitarse la vida y hay muchas causas, como trastorno mentales la depresión severa, la unidad, trastorno como el afectivo bipolar y actualmente estamos viviendo una  situación de mucha ausencia de los padres en casa”.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud para prevenir las conductas suicidas se deben identificar a las personas en situación de riesgo e intervenir oportunamente. El principal factor de riesgo es el haber cometido algún intento de suicidio previo, y a estas personas el personal de salud debe proporcionar un seguimiento, con el apoyo familiar y comunitario.

Se considera que son circunstancias que elevan el riesgo: el consumo nocivo de alcohol y otras sustancias, la pérdida de trabajo o los problemas financieros, el dolor crónico y enfermedades, o el tener antecedentes familiares de suicidio.

La especialista en psicología expresó que “Es importa que cuando los padres o la misma persona adulta se le detecta algún trastorno mental, se le tiene que atender, debe llevar un proceso de tratamiento farmacológico y psicoterapéutico”.

Agregó que cuando se detectan síntomas en una persona como dificultad para concentrarse, está ausente, ordena asuntos que antes no tenía su interés, inclusive, asuntos financieros o bien pérdida completa de interés en todas sus cosas, debe de ser atendido, por lo que se debe buscar el apoyo de un profesional tratar de evitar un futuro deceso

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *