Positivo el desarme de la policía de Zihuatanejo, debe seguir la de Acapulco: Ricardo Mejía

/ 429

Chilpancingo, Gro. 17 de Mayo del 2017. – El problema de las policías es estructural señaló Ricardo Mejía Berdeja, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso de Guerrero. No solamente no se han profesionalizado, ni depurado y tampoco no se han certificado, aun teniendo la legislación en la materia, sino que lo más grave es que muchas ocasiones son infiltradas y están al servicio de la delincuencia sostuvo el legislador.

Ante la toma de la Dirección de Seguridad Pública y Vialidad del Ayuntamiento de Zihuatanejo por parte de elementos del Ejército y Fuerza Estatal, el diputado de Movimiento Ciudadano dijo que es bueno que se tomen acciones contundentes, sin embargo, dijo, hay más policías municipales que se encuentran en el mismo caso como la del puerto de Acapulco.

“Es más complejo el tema de la policía de Acapulco porque la fuerza es mayor, alrededor de mil 700 elementos de los cuales no están certificados ni la tercera partes” y señaló como grave que, de acuerdo a los informes oficiales de seguridad pública, no haya consignados ante el ministerio público y solamente personas detenidas por faltas administrativas como beber bebidas embriagantes en la vía pública, por ejemplo.

Significa que la policía no ha funcionado para prevenir el delito, ni para disuadirlo, ni para detener y reiteró que se basa en oficinas oficiales que dan cuenta que no hacen su labor; y el que no haga su labor puede significar “que el cuerpo se hace de la vista gorda con la delincuencia precisamente por esta colusión que puede ser por acción o por omisión” criticó Mejía Berdeja.

Además, lamentó que se hayan perdidos los avances en la depuración policiaca iniciados en la pasada administración municipal en donde se certificaron 500 elementos, se liquidaron alrededor de 403 que no pasaron la certificación y quedaron pendientes de liquidar 667 con la intención de darles de baja y no de que se les volviera a armar y poner en servicio como sucedió, “podemos decir que hay alrededor de 500 elementos certificados es decir menos de una tercera parte”.

“Vemos positivo que se haya hecho esto en Zihuatanejo y esperemos que se puede hacer en otros municipios” pero, sobre todo, que se depuren las policías, que se reclutan elementos que sí tengan vocación de servicio y que sirvan a la sociedad.  Es fundamental para recuperar la seguridad pública en Guerrero, es un paso obligado y se tienen que tomar cartas en el asunto, son decisiones difíciles porque hay resistencias, pero si no, vamos a seguir postergando este problema y todos sabemos que la situación ya no aguanta más subrayó Ricardo Mejía Berdeja.

Por último, el diputado puso el caso de Iguala y Cocula como un episodio donde quedó claro la colusión de la policía con el crimen “precisamente a partir de estos hechos el Ejecutivo Federal en diciembre de 2014 presenta una iniciativa para desaparecer las policías municipales” y a partir de entonces se ha dado el debate que ha llevado a propuestas como mando mixto, mando único y más; pero el origen de la iniciativa presidencial sobre el tema fue el caso Iguala.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *