Héctor Astudillo se esfuerza, pero le hace falta más apoyo de la Federación: Figueroa

/ 331

Chilpancingo, Gro. 09 de Agosto del 2017. – El ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer dijo que la amenaza que lanzó el grupo criminal “La Familia Michoacana” que opera en el municipio de Teloloapan, región Norte, al gobernador Héctor Astudillo Flores, “es una vacilada”.

Respaldó la gestión del gobernador Astudillo. Sostuvo que hace su mayor esfuerzo para mantener el orden en la entidad, pese a que no cuenta con el respaldo financiero del gobierno federal para reforzar las áreas de seguridad.

Figueroa Alcocer asistió a la ceremonia oficial que encabezó este miércoles Astudillo Flores en Palacio de Gobierno con motivo del 235 aniversario del natalicio del general Vicente Guerrero Saldaña, en la que también estuvo el secretario de Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), José Eduardo Calzada Rovirosa, en representación del presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

En entrevista, se le cuestionó sobre el mensaje del grupo criminal “La Familia Michoacana”, y Figueroa respondió: “A mí me parece un verdadero absurdo, ni siquiera digno de poder tomarlo en cuenta ni dedicarle tiempo”.

Agregó que esos grupos “no sólo quieren delinquir, sino que quieren que les quiten a los adversarios, al grupo que tienen enfrente para delinquir con mayor facilidad; esa es una vacilada. Unos señores que piden al gobernador que les quite a los Guerreros Unidos para que ellos delincan con toda facilidad, desde allí podemos empezar a ver que estamos viviendo un mundo de absurdos”.

El problema de violencia no era grave

Sobre el contexto de violencia en Guerrero y el surgimiento de grupos armados amparados como policías ciudadanas o de autodefensa, admitió que han “proliferado de forma desmedida por el crecimiento de la delincuencia y la pobreza”.

Reconoció que ese problema “no era tan grave en otros años”, y recordó que durante su mandato surgieron las primeras policías comunitarias de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), las cuales siguen operando, pero exclusivamente en sus territorios, pero no así las nuevas agrupaciones como la UPOEG, que nacieron en la administración del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.

El ex gobernador, quien dimitió al cargo en el año 1995 tras la masacre de “Aguas Blancas”, en Coyuca de Benítez, criticó que las autoridades federales convoquen a los gobiernos estatales a que “enfrenten sus problemas solos, pero les quitan los recursos para hacerlo”.

Indicó que el estado de Guerrero recibe anualmente 40 mil millones menos que Oaxaca, pese a que el gobierno de Astudillo necesita una inversión de por lo menos de 20 a 25 mil millones de pesos para fortalecer los cuerpos policiacos.

Destacó el esfuerzo del gobernador en la gestión de recursos, pero insistió en que su gobierno necesita más apoyo financiero del Gobierno de la República en esa materia, porque hasta ahora “no le ha hecho justicia”.

“Hoy que hablamos de Guerrero, deberíamos pensar que con base a eso y que el gobierno del estado es el menos endeudado, junto con Tlaxcala, con ese reconocimiento nos deberían dar un apoyo más importante para resolver problemas de inseguridad y crear una policía moderna”, recalcó.

Solidaridad con Astudillo

En relación a las declaraciones de su hijo Rubén Figueroa Smutny, quien anunció que buscará la candidatura del PRD a la Alcaldía de Acapulco en la elección coincidente del 2018, respondió: “Ese es problema de él, ya tiene 48 años; ya no es un problema mío. Ya está muy grande el niño”.

“Lo que debemos hacer es ser solidarios con el gobernador”, señaló Figueroa Alcocer, quien agregó que “cuando se acercan los procesos electorales, a todo mundo le ven jorobas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *