Un alud de nieve sepulta un hotel en Italia: al menos tres muertos

/ 260

Ciudad de México. 19 de Enero del 2017. – Una avalancha se abatió durante la noche sobre un hotel en el que había una treintena de personas, causando numerosos muertos según un socorrista, en una zona de montaña cercana a la que el jueves fue sacudida por varios varios terremotos.

“Hay muchos muertos”, adelantó Antonio Crocetta, uno de los jefes de los socorristas alpinos que logró acceder al lugar durante la madrugada tras horas de camino con esquíes y a pie, según contó a medios italianos.

Dos personas fueron halladas sanas y salvas, una de ellas en estado de hipotermia, según la agencia italiana Agi. Una primera víctima fue extraída de entre los escombros, donde no parecía haber ninguna señal de vida según socorristas citados por los medios.

Además, ya fueron recuperados otros dos cuerpos, de acuerdo al diario Corriere della Sera.

Una treintena de personas, entre clientes y personal, se encontraban en el hotel Rigopiano, situado cerca de Farindola, en Los Abruzos, según indicó jefe de la protección civil, Fabrizio Curcio.

“No sabemos cuántos muertos o desaparecidos hay”, señaló por su parte en su página de Facebook temprano Antonio Di Marco, presidente de la provincia. “Lo que es seguro es que el edificio fue desplazado una decena de metros”.

El canal de noticias RaiNews divulgó las primeras imágenes del hotel Rigopiano, de cuatro estrellas, tomadas por los socorristas, completamente cubierto por la nieve, el piso congelado, muebles, ventanas y objetos destruidos por el alud.

Esta región dista un centenar de kilómetros de la de Amatrice, sacudida el miércoles por una serie de terremotos. Era imposible saber por el momento si la avalancha fue provocada por uno de estos seísmos que se sintieron hasta en Roma, situada a unos 180 kilómetros del epicentro.

Las condiciones meteorológicas y la nieve, que en algunos puntos alcanza los dos metros de espesor, dificultaron el acceso a este hotel de lujo, aislado en la montaña.

Los primeros socorristas alcanzaron el lugar esquiando y otros equipos seguían tratando de llegar a su destino durante la mañana.

“Nadie responde a los llamados”, comentó uno de los primeros en llegar. El escenario resultaba apocalíptico, “una trágica combinación de terremoto y avalancha”, comentó otro.

La tragedia ocurrió luego de una serie de fuertes terremotos en esa región montañosa de los Apeninos, castigada desde hace diez días por una ola de mal tiempo, con fuertes nevadas, ráfagas de viento y temperaturas particularmente bajas.

Las regiones de Los Abruzos, Lazio y Las Marcas fueron las más afectadas por los sismos del año pasado que causaron 300 muertos así como derrumbes de edificios históricos y aldeas enteras arrasadas, por lo que buena parte de la población vive en condiciones precarias.

*Información tomada de El País

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *