Javier Duarte desvió 3 mil mdp que eran para hospitales, medicinas…

/ 211

Ciudad de México. 23 de Enero del 2017. – La administración de Javier Duarte en Veracruz desvió más de tres mil millones de pesos que debieron ser destinados para equipo de hospitales, atención médica, mejora de las instalaciones y medicinas.




De acuerdo con la última revisión hecha por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a los montos transferidos por la Federación al gobierno de Veracruz para Salud, las irregularidades en el ejercicio de los recursos ascendieron –sólo en 2014– a 3 mil 108 millones de pesos.

Miguel Ángel Yunes, gobernador del estado, denunció la semana pasada que, de 2010 a 2015 se habría administrado agua destilada a niños con cáncer en vez de su medicina para recibir quimioterapia.

Desde hace un año, la ASF ya había dado a conocer que, en la administración de Javier Duarte, se habían encontrado desvíos.

Los recursos corresponden a cantidades transferidas desde la administración federal por los conceptos de: Recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, recursos transferidos por el Acuerdo de Coordinación entre la Secretaría de Salud (Ssa) y el estado; como parte del Programa de Calidad de Servicios de Salud, y Prospera.

El Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud tiene como principal objetivo aportar recursos a las entidades para la prestación de servicios de salud a la población que “no cuenta con empleo formal o no está incorporada en algún régimen de seguridad social que incluya el acceso a servicios de salud”, explican las reglas.

Con esto se busca “la implementación de mecanismos que apoyan las actividades de protección contra riesgos sanitarios; la promoción de la salud y la prevención de enfermedades; la mejora en la calidad de la atención y la seguridad en salud; además abasto y entrega oportuna y adecuada de medicamentos”. En el caso de Prospera, las aportaciones hechas a los estados tienen la finalidad de promover “el uso de los servicios de salud preventivos y el autocuidado de la salud y nutrición”.

Sin embargo, el gobierno de Veracruz fue omiso en cumplir estos objetivos y en la mayoría de los casos no pudo documentar que se hubieran entregado los apoyos.

En los expedientes se encontraron irregularidades debido a que la Secretaría de Finanzas y Planeación del gobierno de Veracruz no transfirió los recursos. Después de los señalamientos hechos por la ASF, el gobierno de Veracruz no pudo comprobar que sí se hubieran utilizado para los fines para los que se otorgaron.

*Información tomada de El Financiero




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *