¿Cómo ha cambiado el Informe Presidencial a través de los años?

/ 492

informe_presidencial_epn

Ciudad de México. 26 de Agosto del 2016. – El Informe Presidencial ha sido un elemento crucial en la vida política de México, debido a su importancia para el desempeño de la administración pública y ha servido para que los mandatarios anuncien el estado de la nación.

El informe incluye un resumen de las actividades, obras, relaciones establecidas y resultados del país en las distintas esferas de desarrollo, como economía, política, salud, seguridad, etcétera.

Sin embargo, a través de los años el Informe de Gobierno ha sufrido varios cambios, ya sea por necesidad o por capricho de los jefes de Estado.

El primer presidente en rendir un informe en México fue el general Guadalupe Victoria, el 1 de enero de 1825, quien se presentó ante el Congreso para dar cuenta sobre la marcha de su gobierno, a pesar de que no estaba obligado a ello.

Para 1857, se estableció que, durante la apertura de las actividades del Congreso, el Presidente asistiría al recinto y pronunciaría un discurso sobre el estado del país. Esta decisión fue incluida en la Constitución de 1917, en el artículo 69, en el que se agregó que el informe tendría que ser por escrito.

A partir de ese momento, los mandatarios se vieron obligados a rendir largos informes que parecían monólogos, en los cuales sólo se interrumpía a los Presidentes para aplaudir los anuncios “importantes”.

En su sexto Informe de Gobierno, en 1982, José López Portillo, registró 40 interrupciones durante su discurso.

En el sexenio de Lázaro Cárdenas, el discurso se transmitió por completo por radio, mientras que en el gobierno de Miguel Alemán se utilizó la televisión como medio de difusión.

Sin embargo, el mandatario que necesitó más de siete horas para destacar las hazañas de su gobierno fue Abelardo Rodríguez.

Hasta el fin de la hegemonía priista en la presidencia, el formato de los informes era el mismo: el Presidente leía su discurso, los legisladores lo ovacionaban y la oposición lo interpelaba.

Pero el 1 de septiembre de 2006, cuando Vicente Fox se disponía a dar su sexto Informe Presidencial, legisladores del PRD y del PT tomaron la tribuna de la Cámara de Diputados e impidieron a Fox entrar al salón de sesiones, por lo que el mandatario se vio obligado a entregar su Sexto Informe de Gobierno en el vestíbulo del recinto.

Tras los incidentes, Fox regresó a la residencia oficial de Los Pinos y grabó un mensaje en el que reprobó la actitud de los legisladores.

“México necesita que prevalezca la razón, no la cerrazón. México exige armonía, no anarquía. Es momento de unidad. Es momento de unidad en torno a los valores e instituciones de la nación; de unidad para alcanzar los anhelos de democracia, justicia y bienestar social del pueblo mexicano”.

Así Vicente Fox se convirtió en el último mandatario en dirigir un mensaje de gobierno ante el Congreso de la Unión.

Para el siguiente año, en 20107, la entrega del Primer Informe de Gobierno del presidente Felipe Calderón fue similar a la última de Fox. Calderón sólo pudo ingresar hasta la mitad del lunetario, donde entregó su informe, para posteriormente retirarse.

El último año en que un Presidente ingresó a la Cámara de Diputados para hacer la entrega del documento fue en 2007; del siguiente año a la fecha el informe es entregado por el secretario de Gobernación en turno.

Con la reforma al artículo 69 se eximió al mandatario de asistir al Congreso, con lo que se dio por concluido el “Día del Presidente”.

La hostilidad de los legisladores y las reformas a la ley, no sólo evitaron que los presidentes asistieran a la entrega del Informe, sino que los obligaron a buscar una sede alternativa para emitir su mensaje a la nación.

A partir de ese momento, lugares como el Auditorio Nacional, Palacio Nacional, Los Pinos, y el Museo de Antropología e Historia sirvieron como escenario para la lectura de los ‘logros’ de los presidentes.

Tanto Felipe Calderón como Enrique Peña Nieto utilizan la ceremonia del mensaje para arroparse por políticos, empresarios, jerarcas de la Iglesia y dueños de los medios de comunicación.

Sin embargo, para este año, a días de que el presidente Enrique Peña Nieto presente su cuarto Informe Presidencial, se han anunciado cambios al formato del Informe.

“No será en un lugar lleno de políticos y funcionarios, sino un encuentro con jóvenes”, dijo Pena Nieto.

A través de redes sociales Peña Nieto ha difundido un mensaje en el que destaca el trabajo en equipo y su intención de sostener un encuentro con los jóvenes.

Este 1 de Septiembre se dará un nuevo cambio al tradicional Informe de Gobierno.

*Información tomada de La Silla Rota

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *