China quiere a todos los burros del mundo y paga por ellos

/ 223

burros_china_compra

Ciudad de México. 10 de Octubre del 2016. – El “ejiao” es una medicina tradicional China, se considera tan infalible como el ginseng, ya que es capaz de aliviar problemas  como la circulación sanguínea, para la menstruación irregular, para la anemia, el insomnio o el mareo.

Sin embargo, el ejiao se fabrica con gelatina de piel de burro, lo que ha ocasionada que la demanda  de estos animales en China sea insostenible.

Ha sido tanta la explotación países africanos ya han prohibido la exportación hacia Asia por miedo de que se diezmen sus rebaños, Ya que en este país la exportación de Burros se ha multiplicado por tres en un año.

Según este país africano 1.4 millones de jumentos estaba siendo sobreexplotada por la demanda de pieles en asía.

Según la agencia de Aduanas del puerto de Qingdao, uno de los mayores de China, la entrada de pieles de burro creció casi un 150 por ciento entre 2013 y 2015, de 9.32 toneladas a 22.44 toneladas.

México, Perú y Egipto se encontraban entre los principales países de procedencia.

España asegura ser la excepción, puesto que ya quedan muy pocos ejemplares del jumento 

En España, donde quedan muy pocos ejemplares de burro, no se están vendiendo, o por lo menos así lo asegura dilfenio romero, presidente de la asociación de amigos del burro.

China produce por año 5 mil toneladas de “ejiao”, cifra que requiere cerca de 4 millones de pieles, de burro.

De cada piel se puede obtener entre 1.5 y 2.5 kilos de la gelatina. Pero la producción local china sólo llega a los 1.8 millones de pieles.

Déficit de burros en China

La propia población de burros chinos ha ido cayendo un 3.5 por ciento anual desde la década de los 90.

Hace 25 años, China tenía 11 millones de burros, hoy sólo poseen entre 4 y 5 millones. Un 97 por ciento, se cría en unas pocas áreas del norte de China.

“El burro es difícil de criar, su periodo de crecimiento es largo y no es fácil criarlos a gran escala”.

Fue lo que dijo Bu Xun, director del Centro de Biotecnología de la Academia de Ciencias Agrícolas de Shandong.

En Shandong, una provincia en el noreste de china, se concentra la mayor parte de estos animales en el país y, no es una coincidencia, la mayor producción de “ejiao”.

La escasez de burros también ha ocasionado un aumento en el precio del “ejiao”.

En 2010 una piel de burro costaba menos de 500 yuanes (unos 84 dólares), mientras que hoy día sobrepasa los 2 mil 600 yuanes (340 dólares).

Además del precio del “ejiao”,  la propia carne de burro está aumentando de precio ya que es un alimento común, especialmente en regiones del norte de China, donde unos pastelillos hechos con esa carne se consideran una especialidad.

*Información tomada de El Debate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *