Se suma organización campesina a protestas contra el “gasolinazo”

/ 196

Chilpancingo, Gro. 23 de Enero del 2017 (IRZA). – La dirigencia estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) anunció un programa de protestas en contra del aumento al precio de la gasolina, y para que el gobierno de Guerrero transparente la entrega del fertilizante a los campesinos.




Marco Reyes, líder estatal de esta organización campesina, señaló que desde hoy se declaran en una jornada de lucha para unirse a las movilizaciones de la ciudadanía en rechazo al incremento de los combustibles.

“Apoyamos a los ciudadanos en esta lucha y además exigiremos al gobierno que frene la especulación y el aumento de precios injustificados que se han venido dando de manera injustificada en los últimos meses”, dijo el secretario general de la UNTA.

En un documento de 11 puntos que dieron a conocer este lunes, los integrantes de esta agrupación piden al gobierno federal que en este 2017 se ejecute en forma transparente el programa de subsidio a los combustibles para uso agrícola.

Plantean que los funcionarios públicos no ganen más de 20 salarios mínimos, exigen que el programa de fertilizante que maneja la Secretaría de Desarrollo Rural en la entidad se transparente y democratice, a fin de que los productores elijan a sus proveedores, e intervengan en la definición del precio del insumo, cuidando la calidad y el tipo de fertilizante que necesitan.

Asimismo, exigen que en la PGR se constituya una fiscalía especializada anti corrupción que atienda las demandas de la ciudadanía por el desvío de recursos públicos en que podrían incurrir los funcionarios de los tres niveles de gobierno.

Además, que el gobierno de Enrique Peña Nieto declare como asunto de prioridad la meta de lograr la autosuficiencia alimentaria, cerrando las importaciones de granos y aportando los suficientes recursos al campo mexicano, para aumentar la producción nacional.

Marco Reyes afirmó que, con el aumento a los combustibles y a los productos de la canasta básica, el gobierno le hace el último nudo a la soga en contra de los campesinos de Guerrero.

“Se le está dando un golpe definitivo al campo mexicano”, refirió el dirigente, quien condenó que mientras los ciudadanos se encuentran en una situación precaria, funcionarios del gobierno ganan buenos salarios y compensaciones.

Refirió los casos de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que ganan un sueldo de 530 mil pesos al mes, y también de los consejeros del Instituto Nacional Electoral, que perciben un sueldo mensual de 249 mil pesos.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *