Por Día de Muertos los precios de las flores andan por las nubes

/ 350

flores_costa_chica_dia_muertos-1

San Marcos, Gro. 31 de Octubre del 2016 (IRZA). – En vísperas del Día de Muertos, el precio de las flores, sobre todo la de cempasúchil y la llamada flor de terciopelo, se han ido por las nubes, lo que impedirá a las familias ofrendar a sus difuntos durante el primero y el dos de noviembre.

Este lunes el ramo de la bella y aromática flor amarilla amaneció en el mercado local a 50 pesos el ramo, en tanto que el de terciopelo a 45, cuando apenas el domingo pasado estos ramilletes se vendían en 15 y 20 pesos, sin que haya autoridad que pare los abusos de los mercaderes.

Sin embargo, los comerciantes criollos culpan a los mayoristas de flores que vienen de fuera de este municipio y de Guerrero. Dicen que estos vendedores de flores en grandes cantidades les están vendiendo caro el producto, por lo que los vendedores locales se ven en la necesidad de aumentar los precios, valiéndoles nada que la gente pobre se quede sin honrar la memoria de sus muertos en panteones y templos, sobre todo en los católicos.

flores_costa_chica_dia_muertos-2

En estos ceremoniales que son una tradición en todo nuestro país, Guerrero y sus municipios no escapan a la celebración del Día de Muertos. Además de las flores, las familias compran “pan de muerto”, calaveritas de azúcar, copal, bebidas alcohólicas y preparan la comida que era la que más le gustaba al difunto, además de que los altares familiares no faltan el agua bendita.

En razón de que los precios de las flores de cempasúchil y la de terciopelo se han disparado, la gente pobre preferirá comprar ramos de especies cultivadas en los patios y traspatios de familias que cultivan el producto en las comunidades rurales e indígenas de este y otros municipios aledaños.

Cada año el Ayuntamiento autoriza a los vendedores que provienen de comunidades aledañas a vender sus productos, como un gesto de ayuda para ofrecer la flor de temporada que siembran en traspatios, y aunque no les cobran pisaje, tampoco abusan del precio, a diferencia de los otros comerciantes.

“Es muy poca la flor que bajamos y por eso no podemos abusar de la clientela, además de que terminamos temprano”, dijo Blanca Hernández, una vendedora.

Asimismo, se inició la venta de calabaza para prepararla en conserva, un dulce que aquí ya está a la venta en el mercado, pero también se puede adquirir en la calle con vendedoras ambulantes.

(www.agenciairza.com)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *