En Guerrero no hay políticas a favor de los autistas, lamentan

/ 276

Chilpancingo, Gro. 02 de Abril del 2017 (IRZA). – Padres de familia y activistas lamentaron que en Guerrero no haya políticas públicas para atender a los enfermos que sufren el mal del autismo.




En el marco del Día Mundial de Concientización del Autismo, este domingo, la organización Talleres Trabajando en Talleres de Artes y Oficios para Personas Autistas y para Discapacitados realizó una marcha que concluyó con la realización de un festival artístico en el vestíbulo del Instituto Guerrerense de la Cultura.

José Manuel Tepetate Moyao, miembro de esta agrupación, señaló que ellos ya presentaron una iniciativa de ley ante el Congreso de Guerrero y recientemente en el Senado de la República.

Uno de los puntos importantes que contempla esta ley es que el gobierno otorgue una remuneración económica, como si fuera un trabajador, a quien atienda a una persona que padece este trastorno.

“Muchas personas que tienen a un familiar que padece este mal (Trastorno de Espectro Autismo) lo tienen que atender en forma permanente, y ante ello pierden su trabajo. Es una situación sumamente difícil”, señaló Tepetate Moyao, quien tiene un hijo con este mal.

Durante su intervención, José Manuel contó que junto con su esposa han estado luchando para que su hijo que sufre de autismo sea recibido en las escuelas públicas.

Mencionó que su hijo Daniel, quien ya tiene 15 años de edad, sufrió la discriminación en una preparatoria de la Universidad Autónoma de Guerrero, donde no fue admitido para que estudiara.

“De plano ya no va a la escuela porque lo discriminan las autoridades”, dijo.

Tepetate planteó la necesidad de que en Guerrero y en el resto del país haya conciencia para atender a la gente que sufre este mal.

Narró que en una escuela secundaria de Guerrero un maestro le pidió a un padre de familia que tiene un hijo con autismo, que le llevara un tapete.

“Lo que hacía el profesor era tender el tapete debajo de su escritorio y ahí acostaba al niño con autismo para que se durmiera”, refirió.

Señaló que tampoco el gobierno del estado lleva a cabo acciones para visibilizar, diagnosticar y atender este mal.

Tepetate señaló que afortunadamente por parte de la sociedad civil de Chilpancingo ha habido una buena respuesta para tomar acciones de conciencia.

“Hace un año pintamos un edificio de azul, pero pensamos que eso de qué servía, lo que se requiere es que haya leyes que sirvan para atender de fondo el asunto y el gobierno destine cuantiosos recursos, como lo hacen en otros países”, afirmó.

Contó que esta agrupación civil, en donde hay 54 familias que tienen una persona con autismo, ha realizado una serie de actividades culturales en las que gente que padece este trastorno están involucrados, una de ellas llevada a cabo hace dos años, cuando personas personas autistas pintaron veinte cuadros con el rostro de sus padres.

“Esta exposición de cuadros pintados por los muchachos ha recorrido las salas de los principales aeropuertos del país”, dijo Tepetate.

Esta exposición que apenas estaba en el aeropuerto de Cancún fue instalada en el vestíbulo del Instituto Guerrerense de la Cultura (IGC), en el Zócalo de esta capital del estado.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *