Cien mil niños guerrerenses trabajan; no es correcto: Oscar Rangel Miravete

/ 318

Chilpancingo, Gro. 06 de Agosto del 2017 (IRZA). – Por lo menos cien mil niños guerrerenses realizan algún tipo de trabajo, cuya actividad genera mayor pobreza y violencia porque abandonan los estudios y son fácilmente incorporados a actividades delictivas, reconoció el secretario del Trabajo y Previsión Social, Oscar Rangel Miravete.

El funcionario señaló que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la mayoría de esos niños se encuentran en los campos agrícolas, pero también hay otros realizando labores domésticas y de calle en zonas urbanas.

“El problema grave de trabajo infantil se da principalmente en el campo, donde los niños empiezan a trabajar desde muy chiquitos y sus familiares los ponen a trabajar en parcelas y luego se los llevan los jornaleros agrícolas, pese a que está prohibido”, sostuvo.

Explicó que la Ley del Trabajo y Previsión Social sólo permite trabajar a jóvenes de entre 15 y 18 años siempre y cuando cumplan con el horario apropiado, que no se ponga en riesgo su integridad personal o psicológica y que no tengan horarios nocturnos.

“Debemos trabajar entre todos para que estos niños recobren la senda de educación y de sus derechos”, dijo el funcionario, quien agregó que el gobernador Héctor Astudillo Flores ordenó a sus funcionarios crear comisiones intersecretariales para atender el asunto.

Informó que la semana pasada firmó un convenio con los secretarios de Fomento Turístico, Ernesto Rodríguez Escalona; de la Mujer, Rosa Inés de la O García, y con la presidenta del Patronato del DIF-Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo.

El propósito de ese convenio explicó, es “evitar que los centros turísticos de Guerrero sean campo propicio para la trata de personas”, sobre todo de niños, pues refirió que en esos sitios de todo el mundo “se da el turismo sexual y es una forma de trata”.

Dijo que “la intención es que la sociedad sepa que ya no vamos a permitir el trabajo infantil”, y agregó que la comisión también busca erradicar esa práctica y generar conciencia de que esa actividad “empobrece a los niños, a sus familias y al propio estado.

“El mapa del trabajo infantil de todo el mundo y de México coincide con los lugares donde hay pobreza endémica. Significa que el generador de la pobreza es el trabajo infantil; hay siempre delincuencia juvenil y luego crimen organizado”, reveló.

Rangel Miravete consideró que por eso es necesario que el gobierno de Guerrero instale comisiones intersecretariales que generen políticas públicas para combatir esa actividad que prohíbe la Ley del Trabajo y Previsión Social.

Informó que la Oficina a su cargo también firmó un convenio con la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno estatal para que a través del número de emergencia 911 reciban cualquier denuncia sobre trata de personas o trabajo infantil.

Comentó que a través de un protocolo se canalizarán esas llamadas, “si es un problema de trata se dirige a la Fiscalía General del Estado y si es un problema de familia que ponen a trabajar a sus hijos se canalizará al DIF o la Secretaría de Desarrollo Social”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *