Acusan por presunta represión laboral al fiscal Xavier Olea

/ 431

Chilpancingo, Gro. 04 de Mayo del 2017 (IRZA). – María Natividad Flores Mares, trabajadora de la Fiscalía General del Estado (FGE), denunció que es víctima de represión laboral por parte de Xavier Olea Peláez, titular de la dependencia, sólo porque se atrevió a solicitar incremento salarial.

La agraviada tiene el cargo de facilitadora de acuerdo con el proceso de Justicia Penal Acusatorio, en la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (AMPFC), y explicó que su función es crear, a través del diálogo entre las partes involucradas, las carpetas de investigación por delitos y demandas como de bienes matrimoniales sin violencia.

Flores Mares ingresó a laborar el 16 de enero de 2014 en la Fiscalía General del Estado, como técnico administrativo, y se preparó académicamente con cursos de capacitación para el nuevo sistema de Justicia Penal Acusatorio.

Hecho por el que tiene la figura de facilitadora, la que contempla la nueva Ley de Mecanismos Alternativos de Solución y Controversias, para la una justicia rápida y expedita.

La agraviada denunció este jueves, en conferencia de prensa, que hasta el pasado miércoles se encontraba laborando como facilitadora en el MP, cobrando un salario quincenal de 3 mil 198 pesos quincenales, cuando sus compañeros con la misma figura cobran más hasta 11 mil pesos quincenales.

Señaló que el miércoles le solicitaron que deje de laborar con la figura de facilitadora, pese a que fue capacitada para ello y cumple con el perfil académico, presuntamente por órdenes del fiscal Olea, porque seguramente quieren imponer ahí a otra persona.

Denunció que a Olea Peláez “se le hace fácil” cambiar a agentes de Ministerio Público y peritos, entre otros empleados, y sustituirlos con cualquier otra persona, sin que tenga los conocimientos básicos que exige la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversia en Materia Penal.

Agregó que la están discriminando y obligando a que se separe de sus funciones, sólo porque solicitó un incremento salarial de acuerdo a la labor que actualmente desempeña desde hace aproximadamente un año.

La agraviada también responsabilizó al fiscal Olea Peláez de cualquier atentado en su contra ella o a su familia, porque sostuvo que conoce cómo actúan en la FGE.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *