Tengo TDAH y no me avergüenzo, así se defiende Simone Biles

/ 160

simone_biles

Madrid, España. 14 de Septiembre del 2016. – “Tengo TDAH y medicarme para ello no es algo para estar avergonzada o para temer que la gente lo sepa”, tuiteó la gimnasta estadunidense Simone Biles, tras conocerse que está incluida en elprograma de Exenciones de Uso Terapéutico (TUE) de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Tengo TDAH desde que era una niña. Por favor, sabed que estoy a favor del deporte limpio, que siempre he seguido las reglas y que seguiré haciéndolo porque el juego limpio es decisivo en el deporte y es muy importante para mí”, escribió en un mensaje anterior Biles, ganadora en los Juegos de Río de cinco medallas, cuatro de ellas de oro.

El Trastorno por Déficit de Atención por Hiperactividad (TDAH) es una alteración del comportamiento que se trata farmacológicamente con psicoestimulantes.

Cualquier deportista que, como es el caso, precise tomar una medicación prohibida por el Código Antidopaje de forma continuada o esporádica, puede hacerlo siempre que obtenga una Exención de Uso Terapéutico.

Según las reglas de la AMA, para conseguirla debe rellenar un formulario y presentar un informe médico ante la Federación Internacional o su agencia nacional antidopaje, al menos 30 días antes de la competición.

La TUE se concede si la salud del deportista pudiera verse perjudicada si no tomase la medicación; si esta no produce una mejora significativa de su rendimiento; si no hay un tratamiento alternativo; y si la necesidad de ese medicamento no es consecuencia de una infracción por no disponer de TUE.

La AMA confirmó este martes que había sido víctima de un ciberataque del que acusó al grupo de espionaje ruso llamado Tsar Team (APT28), también conocido como ‘Fancy Bear’.

Según la agencia, este grupo accedió ilegalmente a la base de datos delSistema de Administración y Gestión Antidopaje (ADAMS) de la AMA a través de una cuenta del Comité Olímpico Internacional creada con motivo de los Juegos de Río 2016.

‘Fancy Bear’ accedió a información de deportistas, entre ellos datos médicos confidenciales, tales como exenciones por uso terapéutico de medicamentos en los Juegos de Río 2016, autorizadas por federaciones internacionales y organizaciones nacionales antidopaje.

Junto a Simone Biles, los atacantes citaron como beneficiarias de TUEs a las tenistas Serena y Venus Williams y a la baloncestista Elena Delle Donne.

El presidente de la Federación Estadunidense de Gimnasia, Steve Penny, afirmó en un comunicado que “Simone presentó la documentación adecuada según los requisitos de USADA y AMA y no hay infracción”.

“La Federación Internacional de Gimnasia, el Comité Olímpico de Estados Unidos y la USADA (agencia antidopaje estadunidense) así lo confirmaron. Simone y todos en la gimnasia de Estados Unidos creemos en la importancia del juego limpio”, indicó.

La USADA lamentó que “los ‘hackers’ puedan obtener ilegalmente información médica confidencial, en un intento de desprestigiar a los deportistas y que parezca que han hecho algo malo”.

“No lo han hecho. En verdad, lo han hecho todo bien al seguir las reglas para obtener un permiso para tomar una medicación que necesitaban. Las respectivas federaciones internacionales dieron ese permiso, reconocido por el COI y la USADA”, dice el organismo en un comunicado.

“Ya es hora de que la comunidad internacional diga basta y condene este ciberataque contra el deporte limpio y los derechos de los deportistas”, añade la nota.

El Kremlin negó cualquier implicación de los servicios de inteligencia rusos en el ciberataque.

*Información tomada de Adrenalina

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *