Adiós, Jaguares; Chiapas gana, pero no puede evitar el descenso

/ 332

Ciudad de México. 07 de Mayo del 2017. – Se terminó la aventura de los Jaguares en la Primera División. El equipo chiapaneco jugó como no había lucido en todo el Clausura 2017 y derrotó 1-0 en su visita al estadio Jalisco ante un Atlas enjundioso que ya había asegurado liguilla, pero ahora también tiene neblina en su futuro.

El resultado sucedió en medio de una tensa noche que dejó tres puntos para Jaguares, pero la combinación de resultados, particularmente la victoria de Monarcas de último minuto en Monterrey, sentenció el infortunio de unos chiapanecos que en los últimos seis torneos fueron expertos en complicarse el destino.

Los Jaguares empezaron con más ímpetu y concentración, cargaron la cancha a su favor y, sabiendo que se jugaban la vida, se hicieron del dominio del juego ante un Atlas que no parecía el equipo que amarró liguilla desde la semana anterior. 

Y para ponerle sabor a la contienda apareció un gol de personaje de fantasía con Christian Bermúdez, el Hobbit, que disparó desde fuera del área para marcar un golazo al minuto 10.

El propio Hobbit intentó más adelante otra jugada de chilena que se fue por encima y el primer tiempo transcurrió sin mayores glorias en una jornada de decepción rojinegra y lamento jaguar.

Para la parte complementaria, José Guadalupe Cruz, director técnico de Atlas, mandó a la cancha a Fidel Martínez en sustitución de Luis Robles, y el sudamericano tuvo en los primeros minutos la oportunidad del empate, que dejó ir en mano a mano frente a Moisés Muñoz.

Para entonces el Atlas ya tenía el terreno a su favor en clara misión de salvar a su ‘hermano’ Morelia, pero la visita no dejó de generar peligro y con el corazón en cada pelota estuvo a punto de incrementar la ventaja.

La defensa de Chiapas se erigió como muralla y destruyó los ataques rojinegros, desde la banca pedían el final del encuentro porque, casualidades de la vida, el empate en el norte hacia heroica su victoria en el Jalisco. 

Sucedía eso hasta que llegó la noticia de que la combinación no le resultaba y apenas pitado el final los Jaguares agacharon la cabeza, se despojaron la playera y se fueron al vestidor cargando en su escudo una franquicia experta en generarse problemas: cambios de sede, contratar extranjeros improductivos, cambio de dueños, injerencia del gobierno local, separaciones de jugadores, cambio de entrenador y retrasos de pagos.

Con esas variables, la ecuación tenía que ser el descenso.

*Información tomada de Adrenalina

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *