Ni pactos de impunidad, ni perdón a corruptos en el gobierno de Astudillo… Por: Marcial Campuzano

/ 359

hector_apreza_patron

En el gobierno de Guerrero no hay ni habrá pactos por la impunidad, dijo el secretario de Finanzas y Administración, Héctor Apreza Patrón, al comparecer esta tarde-noche ante diputados locales con motivo de la Glosa del Primer Informe del gobernador Héctor Astudillo, quien manifestó además que es criminal el desvío de recursos públicos para fines distintos a los autorizados, pero que es mucho más criminal cuando el dinero del pueblo es desviado para saciar intereses personales.

Además, el responsable de las finanzas públicas del estado se pronunció porque los funcionarios y presidentes municipales corruptos, no sólo sean sancionados con la recuperación de los recursos sustraídos de manera ilegal, sino que sean castigados con cárcel para acabar con la impunidad, y reveló que en los últimos diez meses de la anterior administración estatal la nómina del gobierno del estado  creció en más de mil millones de pesos, en la que había guapas mujeres que tenían salarios de privilegio.

En este encuentro que tuvo con diputados que integran las comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública, de Hacienda y de Vigilancia de la Auditoría General del Estado, al secretario de Finanzas sólo le bastaron 45 minutos en su primera intervención, para darle a conocer a los guerrerenses el desorden administrativo y financiero que les heredaron, así como cuentas y deudas multimillonarias por pagar.

Apreza Patrón expuso que el gobierno del estado sentó las bases para combatir a fondo la corrupción y los desvíos de recursos públicos, y afirmó que en este gobierno no hay ni habrá pactos por la impunidad, “el único pacto del gobernador es con la gente”, y sentenció que quien la haga y cometa irregularidades la paga, y que tendrá las sanciones que las autoridades jurisdiccionales consideren.

El secretario de Finanzas recordó que cuando el actual gobierno del estado entró en funciones, encontró un déficit estructural cercano a los 19 mil millones de pesos, y un déficit coyuntural de 3 mil 600 millones.

Para cumplir los compromisos laborales en diciembre del año pasado, el gobierno federal entregó al estado recursos adicionales por mil 227 millones de pesos, y un anticipo de participaciones federales por un monto de 600 millones, lo cual permitió pagar salarios, aguinaldos y otras prestaciones a los trabajadores.

Dio a conocer que el gobierno de Héctor Astudillo encontró una nómina obesa que en los últimos 10 meses del anterior gobierno creció en mil millones de pesos.

Reveló que tan sólo en la Secretaría de Finanzas fueron detectados 9 puestos de subsecretarios y 200 empleados adscritos sólo para el secretario de Finanzas, de los cuales a 150 nunca pudieron ser ubicados y se optó por retener los sueldos, y que muchos ya no aparecieron.

Además, había guapas mujeres dadas de alta en la nómina de la Secretaría de Finanzas con salarios de privilegio que tampoco aparecieron al iniciar gestiones el nuevo gobierno, y fue detectado el pago de salarios y compensaciones muy elevadas a personal que fueron cancelados, y al ocurrir estos los “trabajadores” mejor optaron por retirarse.

Sin dar a conocer el número preciso, Apreza Patrón enteró a los diputados que la Dirección de Administración y Desarrollo de Personal, detectó a “aviadores” que con la retención de sueldos ya no regresaron y fueron separados de las nóminas.

Informó que el cruce de nóminas efectuado sólo entre dependencias del Poder Ejecutivo, dejó al descubierto que en el Sector Central del gobierno del estado hay mil 700 trabajadores que aparecen en dos y hasta en tres nominas con horarios incompatibles, a quienes ya se les dijo que opten por un solo espacio porque no pueden seguir en esa situación.

Durante su comparecencia Apreza Patrón admitió que el 2017 será un año complicado por la situación económica que prevalece en el país, y resaltó que gracias a la gestión y negociación que encabezó el gobernador Héctor Astudillo, el gobierno de Guerrero logró recuperar una parte importante de recursos públicos que en la iniciativa original de decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación habían sido recortados.

Hizo un reconocimiento a la comisión especial de diputados del Congreso de Guerrero por sumarse a la búsqueda de más recursos públicos para Guerrero, así como a diputados federales de todos los partidos políticos que lograron etiquetar mayores inversiones para esta entidad.

Informó que el gobierno del estado tiene registrados ante la Secretaría de Hacienda proyectos de obra pública para caminos, agua potable y salud, entre otros rubros, que superan un monto de tres mil millones de pesos para que concursen en las bolsas económicas nacionales que el gobierno federal pondrá a disposición de las entidades en el 2017.

Apreza Patrón dio a conocer a los diputados que es complicada la situación económica del estado, sobre todo por las deudas institucionales y con el Sistema de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda que heredaron anteriores gobiernos por no pagar el Impuesto Sobre Remuneraciones, que supera los 4 mil millones de pesos en los sectores educativo y salud.

Les dio a conocer que el gobierno del estado deberá pagar el próximo año, dos mil millones de pesos por laudos laborales que derivaron de juicios que ganaron trabajadores que fueron despedidos en anteriores gobiernos.

Aclaró a los legisladores que el sistema de transporte Acabús no está en quiebra, aunque sí enfrenta problemas financieros que serán superados en corto plazo con el mejoramiento de las rutas alimentadoras.

Reveló que el gobierno del estado se vio obligado a terminar el proyecto Acabús, porque de lo contrario hubiera pagado una multa por penalización por un monto equivalente a dos mil millones de pesos.

En la comparecencia el secretario de Finanzas dio a conocer también que hasta ahora once ayuntamientos solicitaron ayuda financiera al gobierno del estado, por un monto de 158 millones de pesos para saldar los compromisos financieros de fin de año con sus trabajadores.

Asimismo, dijo que Guerrero es el tercer estado del país por abajo de Tlaxcala y Querétaro con la más baja deuda pública bancaria, por un monto de 2 mil 163 millones de pesos, y que la idea del gobernador Astudillo es que no crezca y que por contrario se hagan los esfuerzos por disminuirla.

Dio a conocer también que recientemente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público autorizó a Guerrero la entrega de mil millones de pesos, de los mil 420 millones del Fondo Regional del ejercicio fiscal 2016, y que en unos días llegarán los primeros 500 millones de pesos que serán exclusivamente para obra pública.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *