La hora del Grupo Aca /1… Por: Ernesto Rivera Rodríguez

/ 327

columnas_digital_guerrero_ernesto_rivera

El reconocido Grupo Aca, que tuvo sus orígenes gracias a la visión y entusiasmo de un grupo de hombres y mujeres libres, todos ellos acapulqueños, hoy atraviesa por uno de los más oscuros tiempos de su existencia como Asociación Civil, al encontrarse dentro de un torbellino de aviesos intereses internos y apoyados por políticos que buscan socavar los principios de ética y moral que dieron vida a esta emblemática asociación civil, y que la pretenden usar como trampolín para empoderarse en las esferas del poder político.

Desde hace cerca de tres años la ambición desmedida de lograr tener bajo su férula la dirección y la visión de este grupo de hombres y mujeres libres se ha visto, perturbada por la ambición de un grupo interno que a todas luces ha utilizado la asociación como trampolín, y sin prejuicio alguno y utilizando su posición dentro de la misma le ha vendido la idea a políticos que los escuchan, que él tiene en sus manos el control de la determinación de los socios, de estos hombres y mujeres libres, que hoy viven azuzados y se preguntan, Cómo? José Luis Gallegos Peralta, ex presidente de la misma y actual presidente de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, y ex candidato a presidir la Fiscalía del Estado, ¿cómo pudo lograr que dentro del Grupo Acá, se pusieran los socios, en un ya enconado enfrentamiento, que se pusieran unos contra otros, estos ciudadanos libres con un alto contenido de su libre albedrío?

Las diferencias ya han sido abiertas, públicamente sin el menor recato de lastimar, de herir, donde Gallegos Peralta, ha logrado poner en el nivel más bajo de autoestima y dignidad a su propia asociación todo por el control que supuestamente le ha asegurado al gobernador Héctor Astudillo Flores que tiene sobre esos ciudadanos libres.

Hoy la “Hora del Grupo Aca” debe de encontrar un espacio para la “reconciliación”, y romper de tajo con quien, y quienes pretenden a toda costa seguir manipulando hasta la perversión con discursos demagógicos y oscuros, al peor estilo del nacionalismo trasnochado de Nicolás Maduro, la integridad, e imponer su criterio, su mísero poder y ambición desmedida.

El Grupo Aca, tiene todos los recursos para impedir un albazo ante el inminente cambio de Mesa Directiva, que pretende controlar a como dé lugar sin reparar en cómo lograrlo, para supuestamente entregarle al gobernador en Charola de Plata, a uno sumisos acasocios, dispuestos a decir siempre “Si Señor “… esperemos que no sea así.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *