La Costa Chica, el gobernador y sus alcaldes… Por: Federico Nogueda

/ 406

Columnas_Digital_Guerrero_Federico_Nogueda

Dicen que la visita del gobernador Héctor Astudillo Flores a la región de la Costa Chica de Guerrero el pasado fin de semana causó gran estímulo a los aldeanos de esa región, especialmente a los del sector hotelero y restaurantero.

Comentaban la familia Pérez de Copala que hoy el gobernador le está dando más forma para trabajar el turismo, a su estilo de hablar comentaban, que ‘como que ya le están dando más seriedad a esta región’.

Y quizás no sea para menos la Secretaría de Turismo del estado ya les dio forma al echar andar el Consejo Turístico Región Costa Chica, solo falta que sean más constantes en la operación de programas e inclusión de los eventos turísticos.

Los municipios que más participarán serán San Marcos, Florencio Villarreal (Cruz Grande) Cuautepec quizás el más rezagado, Copala, Marquelia y Cuajinicuilapa, pero los que más deberán aprovechar será Cruz Grande y Copala por su mar y la laguna.

La visita del gobernador a la cabecera municipal de Cruz Grande fue muy bien recibida por la ciudadanía y su alcaldesa la química Emisel Molina González quien dijo que espera que el gobernador Astudillo siga con ese plan de seguir activando a la Costa Chica

Se observó a una alcaldesa Emisel contenta ya que a ese ritmo como va trabajando y si siguen los apoyos estatales Cruz Grande corre el riesgo de activarse incluso más que su vecino Marquelia, que para algunos ciudadanos sienten un municipio muy solo y con poca actividad como antaño.

En la gira estuvo también el diputado local Ociel Hugar García Trujillo quien se le observo de acuerdo a sus comentarios una buena actitud de lo que él llamó obligación del gobernador en apoyar a todas las regiones del estado y sacarlas de sus rezagos.

Con esto prácticamente el gobernador Astudillo está enviando un mensaje que le urge activar económicamente a los municipios para que los ciudadanos no estén solo en espera de los apoyos más comunes que dan las instituciones.

Hay tres ramos económicos que a la Costa Chica la pueden sacar del rezago, la pesca, la ganadería y el turismo, pero que no será nada fácil por su actual situación de atraso social, económico y social, pero si se logra dar una coordinación entre gobernador, alcaldes y diputados a la hora de gestionar recursos fuera de partidismos, no estaría muy lejos cuando menos su equilibrio económico en alguna producción.

Cuando menos se observó a dos ediles con mucha disposición la alcaldesa Emisel Molina de Florencio Villarreal (Cruz Grande) y el de Copala Nazario Damián Céspedes, quienes, sin pretextos, ni quejas se notó que sabrán aprovechar los apoyos del gobernador, pero en el caso de Copala se vio más entrados a los turísteros que la propia alcaldesa, que para el gusto de algunos ciudadanos debe de echarle a un más ganas, independientemente de que vaya o no el gobernador Héctor Astudillo.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *