El regreso a la Feria de la Nao de China o Galeón de Manila… Por: Federico Nogueda

/ 473

columnas_digital_guerrero_federico_nogueda

La primera identidad de Acapulco se dio con el intercambio cultural y económico de la Nao, el segundo con el despertar turístico a partir de 1925 en Caleta y Caletilla hasta los ochentas…

Todos los pueblos tienen sus ferias y sus tradiciones por supuesto que Acapulco también tiene la suya quizás interrumpida por largos periodos de tiempos, la primera interrupción se dio en 1810, cuando se declara la revolución de independencia y deja de llevarse a cabo ese intercambio comercial, económico y cultural.

Me refiero por supuesto a la Feria de la Nao de China o Galeón de Manila, un movimiento social que dio paso entre ellos a los inicios del turismo con la hospedería en América, el conocimiento de la cerámica, seda, el ceviche, el pozole filipino, pelea de gallos, entre otras tradiciones.

De acuerdo a los historiadores de la Nueva España el intercambio cultural se dio a conocer a principios de mil 700, de esa forma Asía Pacifico y otros países conocían a México por Acapulco y no por el propio país, así también los orientales se dieron a conocer en Europa por el puerto de Acapulco, por la mercancía que llegaba y era transportada a Europa.

En un taller de Cultura y Comunicación que se llevó en la Ciudad de México, se les pregunto a los guerrerenses ¿Cuál es la feria más antigua de México?, ni los acapulqueños incluido se sabía cuál era, la respuesta fue muy precisa, La Feria de la Nao de China O Galeón de Manila.

Ni la de las del norte o centro del país como la Feria de San Marcos o Aguascalientes, o la de Texcoco, fueron las más antiguas, sino la Nao de China, ya que en su momento la Nao significó un cambio de vida de estados del centro y la hoy Ciudad de México, Acapulco experimentada un primer plano Mundial con Europa, Asia pacifico, centro y Sudamérica.

Las últimas ferias que se tiene dato en la época del alcalde Jorge Joseph Piedra, para verla por última vez en el ochenta seis con el almirante Alfonso Argudin Alcaraz, en el área de Caleta y Caletilla.

Pero desafortunadamente se suspendió hasta nuestras fechas por los dos homicidios que se dieron en el palenque de gallos, cantaba segundos antes de las detonaciones de armas, la cantante Viki Car, quien, al escuchar los estruendos de las balas, se protegió con la bocina que tenía del lado derecho.

Lo recuerdo bien tuve la oportunidad de estar ahí, jugaban unos tíos gallos entre ellos Juan José Nogueda, en pareja con el apodado ‘el calentano’ Carlos sino recuerdo el nombre, esa fue la última feria que se organizó.

Hoy contamos desde hace unos años con un llamado Festival de la Nao, que nada tiene que ver con la Feria, la tradición de Acapulco, se respeta esa idea, pero no ha acabado de arraigarse en el pueblo, primera por limitada, no en organización, sino, en el concepto, una feria es más que un simple festival.

Eso es lo que durante años no se ha logrado entender, ni regidores, ni alcaldes que han precedido, la feria es el origen de Acapulco, es su única feria como todo pueblo tiene por muy humilde que sea, la feria es popular, el festival limitado y cerrado, el festival podría seguir, pero debajo de la Feria, nunca arriba, en una feria hay de todo, en un festival no puro baile.

Pero afortunadamente parece que el actual alcalde Evodio ya lo entendió, ya que en declaración pasada ya lo reconoció que la feria es popular, libre, sin boletos, donde todos entran, a excepción de algún espectáculo muy especial. Esperemos que el próximo año, ahora si se llame ‘Feria de la Nao de China o Galeón de Manila, por el bien de la cultura.

[email protected]

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *