Trabajadoras despedidas, toman delegación del Programa Prospera en Chilpancingo

/ 513

Texto y Fotos Cortesía: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 24 de Enero del 2017. – Trabajadoras despedidas, respaldadas por organizaciones sociales y maestros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) tomaron las oficinas de la Delegación de Prospera en Chilpancingo, en exigencia de su reinstalación.




Alrededor de las 9:00 de la mañana unos 50 manifestantes, miembros de la Dirección Colectiva de Organizaciones a la que pertenecen las trabajadoras despedidas, arribaron a las oficinas ubicadas entre la Avenida Insurgentes y la calle Leyes de Reforma de la Colonia Benito Juárez.

Los inconformes se introdujeron por la fuerza al inmueble y pidieron a los trabajadores desalojar las oficinas, a las que sólo algunos accedieron, mientras que otros se enfrentaron verbalmente al grupo de manifestantes.

Después de una larga discusión el total de la planta trabajadora salió del edificio, y las puertas fueron cerradas para impedir el acceso a sus labores, hasta pasadas las 13:00 horas.

La demanda principal es la reinstalación de 27 trabajadoras que sin ningún argumento fueron despedidas a finales de octubre y otras tres a principios de este año, sin que tampoco se les haya liquidado conforme a la ley.

“No nos dieron ni un peso, por eso estamos aquí tomando las oficinas, porque no nos dan ni un peso de liquidación, aquí ese es el pan de todos los días, despedir gente y sin darles ni un peso de liquidación, pisoteando nuestros derechos y creemos que esto debe parar”, dijo la señora Felícitas Martínez Guzmán, una de las despedidas.

Así como estos despidos recientes, reveló que se ha dado este fenómeno desde hace varios años, estando al frente de la Delegación, Juan Manuel Yañez Heredia, de quien exigieron su renuncia inmediata.

“Pedimos la renuncia de Juan Manuel Yañez Heredia, Axel Fernando Zamudio Estrada, Crhistopher Herrera Cano y Narcedalia Hernández, con quienes directamente han sido los conflictos”.

Las denunciantes refirieron que, de parte de los jefes antes mencionados, sólo hay faltas de respeto hacia los trabajadores, acoso sexual, humillaciones, además de actos de corrupción, con los recursos que la dependencia maneja.

“El señor Juan Manuel, cuando nos saludó, parece que nos quiere besar en la boca, es un acosador sexual, nos toca, nos pega su cuerpo de una forma morbosa e irrespetuosa, pero las compañeras se lo callan por miedo a perder su empleo, y por eso estamos aquí, porque no creemos que los derechos se tengan que mendigar”, insistió.

Las ex trabajadoras pidieron la intervención de la Coordinadora Nacional del Programa Prospera, Paula Angélica Hernández Olmos, para enterarla de las anomalías en que está incurriendo el delegado y su gente de confianza.

Lamentaron que las autoridades federales no se den cuenta de lo que ocurre en las delegaciones “No es posible que un programa tan noble es utilizado de manera tan corrupta, como pueden despedir a trabajadores con tantos años de servicio y piensan que nos vamos a ir así nada más”.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *