Los cuerpos de los jóvenes primero “los enterraron, los desenterraron” y aparecieron en Tierras Prietas

/ 502

Chilpancingo, Gro. 05 de Enero del 2018. – Los dos jóvenes desaparecidos y que después aparecieron muertos, previamente “fueron enterrados y desenterrados” y posteriormente arrojados en el punto conocido como Tierras Prietas la noche del miércoles, afirmó Pioquinto Damián Huato, ex presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en esta ciudad.

“Hasta donde tengo conocimiento, estos chicos (Jorge Arturo Vázquez Campos y Marco Catalán Cabrera) fueron enterrados y desenterrados para después poder aparecer los cuerpos”, dijo el comerciante que, además, aspira a ser candidato de Movimiento Ciudadano a diputado local por el Distrito 02 con cabecera en esta ciudad.

Damián Huato no aclaró de dónde obtuvo la información de que los cadáveres de los dos jóvenes asesinados primero fueron “enterrados y luego desenterrados”, para que después sus victimarios los arrojaran en Tierras Prietas.

Este viernes a las 2:00 de la tarde, Damián Huato acudió al Panteón Central de esta ciudad al sepelio de los dos jóvenes que habían sido detenidos por la Policía Municipal y que después aparecieron ejecutados en Tierra Prietas. El comerciante, siempre protegido por al menos cuatro guardaespaldas.

Sobre el hecho, el empresario también comparó la desaparición de los siete jóvenes con la de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala el 27 de septiembre de 2014. Suceso en el que, de acuerdo con autoridades federales, estuvieron involucrados policías municipales de ese municipio.

“Si hacemos un balance, las policías municipales de muchos municipios de Cocula, de Huitzuco y de Iguala, han sido muy cuestionadas desde el 2014 por la desaparición de los muchachos de Ayotzinapa y hoy no estamos hablando de cosas menores, estamos hablando de siete personas que fueron tomadas por la Policía Municipal”, indicó Damián Huato.

En otros temas, derivado de la ejecución de los dos jóvenes y de tres más que están desaparecidos y en los cuales se presume la participación de la Policía Municipal de Chilpancingo, la Policía del estado, en coordinación con la Policía Federal y el Ejército Mexicano, tomaron el control de la seguridad de esta capital por órdenes del jefe del Ejecutivo del gobierno de Guerrero.

Información extraoficial indica que, en el caso de los dos jóvenes ejecutados, ya hay una persona detenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *