Inminente la reubicación de habitantes de El Mirador, por graves deterioros en viviendas

/ 337

Chilpancingo, Gro. 22 de Febrero del 2017 (IRZA). – La Secretaría de Protección Civil en el Estado tendrá que determinar la necesidad de evacuar o no a las 536 familias que habitan el fraccionamiento de damnificados El Mirador, luego de que el reciente sismo agudizara los daños estructurales en las viviendas.




Así lo indicó el delegado en la entidad de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), José Manuel Armenta Tello.

En un recorrido realizado por el funcionario y personal de la dependencia, la mañana de este miércoles, se pudo constatar que son 32 viviendas las que se encuentran deshabitadas y en las que es inminente su demolición; otras 22 deshabitadas presentan daños estructurales y alrededor de 15 casas en las que habitan familias presentan daños de poca consideración, pero en donde el peligro es latente ante la presencia de un sismo y porque se acerca la próxima temporada de lluvias.

El funcionario reconoció que el daño en la estructura de las viviendas es “grave” y reveló que la nota técnica emitida por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), además, deja en evidencia que en el próximo ciclo de lluvias habrá un deterioro adicional.

“El comportamiento que hemos manifestado con anterioridad se mantiene; normalmente cuando esto pasa –los daños a la estructura-, los especialistas en infraestructura esperan que ocurra de manera paulatina, pero que finalmente tenga un punto donde se mantenga, y aquí ya no ha pasado eso, ha seguido deteriorándose, lo cual es grave”, refirió.

Dijo que el movimiento en uno de los edificios es de 10 centímetros y otros presentan mayor agrietamiento, por lo que, dijo, están exigiendo la demolición de 32 viviendas que enfrentan daños severos y por tal motivo no pueden ser entregadas.

“Estamos atentos a los señalamientos que nos hacen los vecinos y tenemos recorridos con Protección Civil, porque en el equipo de ellos hay expertos que nos pudieran decir si será necesaria la reubicación de la totalidad de familias”, indicó.

Indicó que por su parte ha acudido a la Procuraduría General de la República (PGR), en el 2016, para denunciar a las empresas Servicios en Concreto Masa, Casaflex y Desarrolladora Morfeus, que ejecutaron estas obras e incumplieron en ocho contratos.

También sostuvo que la participación de las constructoras fueron asignaciones directas del 2014 por parte de la delegación federal, y dijo que a las empresas se les está demandando el reintegro de unos 120 millones de pesos, que corresponden al total de la inversión.

Sobre el deslinde de responsabilidades en contra de quien o quienes serían los responsables de la edificación de estas obras, añadió que serán las instancias a las que les han documentado las irregularidades, quienes determinen acciones.

Atribuyó también el deterioro que se da en estos días como consecuencia del sismo ocurrido el 13 de febrero.

Armenta Tello adelantó que esperan la emisión de una nota técnica por parte de la Secretaría de Protección Civil del Estado, para determinar la necesidad o no de reubicar a las más de 500 familias que ya habitan ese lugar.

“Nos han adelantado que, por el proceso de prefabricado de esas viviendas, sigue observándose movimiento entre cada uno de los módulos, y por eso la aparición de estas fisuras”, informó.

Al preguntarle si el entonces delegado, Héctor Vicario Castrejón, actual diputado priísta, fue quien determinó la construcción del fraccionamiento en ese lugar, puntualizó: “yo creo que sí, fue la delegación en el 2014”.

Antes de visitar el fraccionamiento El Mirador, el delegado de la Sedatu hizo entrega de 150 bonos de vivenda para la CIOAC, que serán construidas en las comunidades de Almolonga, Tlanitlapa, Chilacachapa, Tixtla, entre otras.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *