Habitantes del fraccionamiento Nuevo Mirador exigen sanciones contra constructoras y funcionarios

/ 238

Chilpancingo, Gro. 07 de Septiembre del 2017. – Habitantes del fraccionamiento Nuevo Mirador recibieron este jueves al delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), José Manuel Armenta Tello, a quien le exigieron que haya sanciones contra las empresas y funcionarios que entregaron viviendas mal construidas.

Los vecinos de ese fraccionamiento que resultaron afectados con las tormentas “Ingrid” y “Manuel” en septiembre del 2013, reprocharon airados al delegado federal por las pésimas condiciones en que viven.

Se quejaron principalmente de la mala construcción de sus viviendas, lo que ha provocado que una manzana completa esté deshabitada, ante el riesgo de que colapsen las casas por el deslizamiento de tierra.

Aunado a eso, se quejaron de que sus viviendas “son unas coladeras, nos tienen viviendo como animales; queremos que se castigue a las empresas o a los funcionarios que nos engañaron que íbamos a tener viviendas dignas”.

Armenta Tello dijo que espera que “no haya impunidad” en este caso y explicó que como delegación han interpuesto denuncias penales contra cuatro empresas que se encargaron de construir ese fraccionamiento. “Se está actuando, se presentaron las denuncias penales contra las empresas y contra quien resulte responsable”, insistió.

El funcionario dijo que “habrá sanciones; estamos en un proceso legal y a la espera de que haya un deslinde de responsabilidades para que quien resulte responsable, invierta lo necesario para corregir los defectos que estamos demandando”.

Esas denuncias penales se derivaron de la auditoría que la Secretaría de la Función Pública (SFP) realizó en octubre del 2014 a los contratos que se hicieron con las empresas constructoras de ese fraccionamiento, y que ha establecido una sanción de diez años de inhabilitación al ex delegado Héctor Vicario Castrejón.

El funcionario federal informó que en ese fraccionamiento se han invertido 490 millones de pesos y se está reclamando a esas empresas que se reintegren 94 millones de pesos para realizar acciones de mitigación, ante los defectos que se tienen en las viviendas.

En ese fraccionamiento para familias damnificadas se tiene contemplado construir mil cien casas, pero sólo están construidas alrededor de 500.

Aceptó que hay problemas en la construcción que “han puesto en una situación complicada a este fraccionamiento, como la manzana 2-B, donde tendremos que demoler 32 viviendas; se han realizado obras de mitigación que no debieron ser necesarias si se hubiesen hecho bien las cosas”.

Recordó que Protección Civil emitió un dictamen de ese terreno en el 2014. “Es muy claro (el dictamen), decía que aquí se podía construir siempre y cuando no se cambiara la condición natural de los escurrimientos, que si se hacían desmontes de plataformas no tuviesen un ángulo de reposo superior a 30 grados, y en esta manzana 2-B ese ángulo es de 80 grados. Además, que se hicieran sondeos suficientes para conocer el perfil adecuado de las tres hectáreas del terreno y conocer una solución definitiva antes de construir en este predio”, aseveró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *