Denuncian la desaparición de una joven y su bebé en Chilpancingo

/ 534

joven_dasaparecida_guerrero

Texto y Fotos: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 13 de Septiembre del 2016. – El joven Saúl González Rodríguez denunció la desaparición de su esposa y su bebé de un año con 11 meses de edad desde el pasado 5 de septiembre del presente año en esta ciudad capital.

La esposa e hija desaparecidas tienen el nombre de Lili Coral Abarca Romero, de 27 años de edad y Jadel Ayelen Abarca Romero, de 1 año y 11meses, quienes habían venido a la capital a visitar a su suegra y abuela, pero el día en que regresarían ya nada supieron de ellas.

El joven informó que la última vez que se comunicó con su esposa fue el pasado 5 de septiembre cerca de las 10:00 de la mañana para avisarle que junto con su pequeña hija estaban a punto de comprar el boleto en la central de autobuses de la capital para trasladarse a Tecpan de Galeana, de donde son originarias y tienen su domicilio.

Agregó que su esposa le dijo que le iba a colgar la llamada porque su celular se estaba quedando sin batería y que la necesitaba para poder marcarle cuando ya estuvieran llegando a su destino en la región de la Costa Grande, pero antes pasaría a visitarlo a San Luis la Loma donde se encontraba trabajando en una clínica.

“Mi esposa nunca llegó y comencé a marcarle a su celular, pero siempre entraba al buzón de voz, y como en varias ocasiones no me contestaba el celular ni los mensajes me tuve que regresar a trabajar la región de la Montaña, en un pueblo del municipio de Alpoyeca donde no hay señal”.

“Después me informaron desde Tecpan que mi esposa no aparecía y que la estaban buscando, por eso de inmediato me regresé a Chilpancingo, con mi familia fuimos al Ministerio Público a levantar una carpeta de averiguación y en la Fiscalía me dijeron que acudirían a la terminal de autobuses para realizar las investigaciones, ya que ella siempre frecuentaba tomar los autobuses de la Estrella de Oro”, agregó.

A la hora de la desaparición la pequeña niña iba vestida de rosa, huaraches rosas y una diadema blanca con una flor grande, mientras que la joven vestía pantalón de mezclilla azul semi deslavado, huaraches negros de correa y empedradas.

Ante esto, los familiares piden la colaboración de los medios de comunicación y a la ciudadanía para dar con el paradero de la joven y la pequeña.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *