Comerciantes foráneos desplazan a Centros de Acopio en Chilpancingo

/ 303

Chilpancingo, Gro. 22 de Septiembre del 2017. – El Ayuntamiento de Chilpancingo convirtió este viernes la plaza cívica “Primer Congreso de Anáhuac” y el andador Emiliano Zapata, en un verdadero mercado, porque autorizó la instalación de comerciantes foráneos que expenden productos diversos.

Esto provocó el desplazamiento de centros de acopio para ayudar a damnificados de municipios de la región norte de la entidad, los estados de Oaxaca, Morelos y Puebla, así como de la Ciudad de México, afectados el martes pasado por el sismo de magnitud 7.1 y por el huracán Max en nuestras costas.

Los centros de acopio fueron instalados en la plaza central y su s alrededores por jóvenes estudiantes y organizaciones sociales desde la mañana del miércoles, y con gran entusiasmo estaban pidiendo la solidaridad ciudadana para mandar ayuda a las familias damnificadas.

Pero la mañana de este viernes, decenas de jóvenes entusiastas y altruistas se llevaron la desagradable sorpresa de que no pudieron instalar sus centros de acopio, pues los espacios empezaban a ser ocupados por comerciantes foráneos, de estados como Tlaxcala y Puebla, así como de Cuautla, Morelos, con la autorización del Ayuntamiento.

Ciudadanos solidarios con los jóvenes y personas adultas que instalaron esos centros de acopio, reprobaron que el Ayuntamiento haya propiciado su desplazamiento y no ocultaron su frustración.

En la plaza cívica “Primer Congreso de Anáhuac” y en el andador Zapata, se instalaron expendidos de dulces, pizzas, gorras, playeras, aretes, pulseras, bisutería, lentes, entre otros productos, para comercializarlos durante este fin de semana.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Chilpancingo había acordado con la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), que no se instalaría ninguna organización de comerciantes en la plaza cívica “Primer Congreso de Anáhuac”, luego de que comerciantes establecidos de otras organizaciones evitaron en meses pasados lo hicieran los afiliados a ese organismo empresarial.

Sin embargo, este viernes el alcalde priista de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva (MAL), rompió el acuerdo y con eso evitó que los centros de acopio para ayudar a cientos de familias damnificadas siguieran operando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *