CAPACH invita a los morosos a que paguen el agua “por las buenas”

/ 354

*Clausurará mil tomas clandestinas, advierte

Chilpancingo, Gro. 24 de Febrero del 2017 (IRZA). – La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) detectó alrededor de mil tomas clandestinas, las cuales serán clausuradas si sus usuarios se niegan a regularizarlas “por las buenas”, afirmó Nabor Ojeda de la Peña, director de la paramunicipal.




Tras informar que el suministro de agua en esta capital se regularizará gradualmente tras las fugas detectadas en el sistema de captación ubicado en la comunidad de Acahuizotla, agregó que más del 50 por ciento de los usuarios no pagan el servicio.

En entrevista informó de los 42 mil usuarios registrados en el padrón de CAPACH, entre 17 y 19 mil pagan puntualmente, lo significa un ingreso bajo que afecta la operatividad, mantenimiento y nómina del organismo.

“No tenemos recursos para gastos de operación, nómina, prestaciones a trabajadores, energía eléctrica”, dijo y anunció que en breve pondrán en marcha un programa especial de regularización de pago mediante facilidades.

A esa situación se suman alrededor de mil tomas clandestinas que detectaron durante el último año, a cuyos propietarios invitarán a regularizarse “por las buenas, sin cobro de multas ni recargos”.

El monto por consumo evadido oscila entre 2 mil 500 y 3 mil pesos (que se deben a la CAPACH), más 2 mil pesos de multa que cada una de las tomas deben pagar, detalló.

“Iremos a colonias para ver dónde tenemos más usuarios que no están regularizados”, indicó.

También informó que el “El 35 por ciento de la población no tiene servicio de agua entubada, sobre todo en las partes altas y de difícil acceso.

Nabor Ojeda informó que el suministro de agua se regularizará gradualmente, luego de la escasez que se agudizó en el último mes, lo que provocó varias protestas de usuarios de varias colonias.

Explicó que la falta del vital líquido se debió a una serie de fugas detectadas en el sistema de captación de Acahuizotla, y durante casi un mes no pudieron bombear agua a la capital.

Añadió que el suministro del sistema ubicado en la comunidad de Omiltemi también disminuyó por cuestiones naturales, el cual dotaba a la ciudad de 140 litros por segundo y actualmente bajó a alrededor de 80.

“La deforestación en Omiltemi también afecta y calculamos que en estiaje vamos a llegar a sólo 45 litros. Hace 6 años llegaron hasta 35. También estamos reparando el sistema de El Retaje que permite traer otros 35 litros por segundo y podría estar operando la próxima semana”, indicó.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *